La revista digital del sector audiovisual andaluz
S?guenos en Facebook
S?guenos en Twitter
 

Lara Croft y Kung-Fu Panda perdidos en Indianápolis

Casualmente, los cortos que más me están gustando en este festival son documentales: 'One Split Second' cuenta la historia de una fotógrafa superviviente al cáncer que decide crear una asociación de fotógrafos profesionales por todo el mundo para hacer sesiones gratuitas a enfermos terminales de cáncer junto a sus familias.

Por supuesto, en EEUU es donde se encuentra la inmensa mayoría de los miembros porque el voluntariado es algo que pertenece tanto a la cultura norteamericana como el jamón de bellota a la nuestra. Para entenderlo basta lo vivido esta mañana al ir a Monument Circle (algo así como la Puerta del Sol de Indianápolis) a por la dosis diaria de cafeína. De repente me veo atacado por ambos flancos por Lara Croft y Kung-Fú Panda. Bueno, en realidad son la versión afro de Lara Croft y la personificación de Kung-Fú Panda reconvertida en stripper. Me dan una tarjeta con una página web (pacemateshalloween.com) y me explican que son voluntarias para recaudar fondos. Sólo hay que entrar en la paginita en cuestión, votar el mejor disfraz de Halloween, los patrocinadores dan un premio en metálico al ganador y éste a su vez lo dona a beneficencia.

La rueda gira de la misma forma aquí en Heartland. Hay voluntarios del festival por todas partes no sólo haciendo que todo funcione a la perfección sino intentando que todos los directores asistentes se sientan las personas más importantes del mundo por el mero hecho de hacer películas. Si el "shoemaker" es alguien dedicado a hacer zapatos no sólo para ganarse la vida sino porque no entiende la misma de otra forma, aquí el término "filmmaker" adquiere todo su sentido. Son personas que dedican su vida al cine y por esa razón merecen ser veneradas como becerros de oro.

Me meto en el cine a ver una de las películas en competición cuando oigo a uno de los voluntarios: Señoras y señores, tenemos la suerte de contar entre nosotros con un "filmmaker". La ovación que siguió fue tal que tuve que añadir: ¡Pero yo no hice esta película! Les dio igual: ¡Pero eres "filmmaker"! Podría haber tenido a mi lado al creador de la vacuna contra el cáncer que no les hubiera causado el movimiento de una ceja. El festival se acerca a su fin. En la fiesta de clausura me dibujan una caricatura (aporto comprobante) y dicen los Premios del Público en las tres categorías. En cortos, que es lo que nos ocupa, gana 'It ain't over', un documental sobre la esclerosis. Los ganadores lo agradecen vía Skype. Por lo que a mí respecta, ya estoy pensando en lo que me deparará en Los Ángeles a partir de mañana. Que me quiten lo bailado aquí en Indianapolis. Heartland ha muerto. Viva Heartland (y Los Ángeles).

Accede a todo el contenido del Área Privada de CineAndCine. Realiza un pago de tan solo 20€ mediante PayPal y tendrás acceso ilimitado durante un año entero.

Publicidad

También nos interesa