La revista digital del sector audiovisual andaluz
S?guenos en Facebook
S?guenos en Twitter
 

Juan Antonio Vígar, director del Festival de Málaga



El audiovisual español afronta un necesario proceso de cambio, no solo como consecuencia de la crisis económica sino de la propia evolución tecnológica del sector. Una transformación que ha de sustentarse necesariamente sobre la creatividad, las ideas y la adaptación a estas nuevas tecnologías. En este sentido, nuestros creadores han demostrado inteligencia e imaginación, desarrollando historias que interesan y entretienen, argumentos cada vez más imaginativos y diversos. Una creatividad que también se extiende a todo el sector, con nuevas estrategias y desarrollos. Así, la producción audiovisual trabaja hoy en nuevas fórmulas de participación y mecenazgo mientras intensifica las coproducciones internacionales, la distribución utiliza nuevos canales y ensaya la simultaneidad de ventanas para la comercialización, en tanto que la exhibición lucha por ser más competitiva mediante una rápida implantación de la digitalización en las salas de todo el país.

Y en este escenario de cambio, el papel de los festivales de cine es cada vez más importante. Como escaparate y lugar de encuentro, como emisor de contenidos y receptor de los intereses y deseos del público. Y finalmente como canal esencial para armar un discurso como sector y una reflexión conjunta sobre los problemas que vivimos y las esperanzas que ambicionamos. Exactamente la razón de ser del Festival de Málaga. Nacido hace ahora diecisiete años para favorecer la difusión y promoción del cine español y, por extensión, latinoamericano, acogiendo el encuentro de sus diversos sectores profesionales y potenciando su desarrollo y comercialización internacional.

Esta nueva edición –la 17, que celebraremos del 21 al 29 de marzo- mantendrá nuestro firme compromiso con el cine y también con la ciudad de Málaga. Respecto al primero, ofreciendo a la industria audiovisual española y latinoamericana una importante plataforma de promoción para sus películas, así como la posibilidad de debatir y analizar su problemática actual y las posibles soluciones para la compleja situación de explotación –insisto, no de creatividad- que estamos atravesando. Respecto a lo segundo, asentando mucho más el festival sobre la rica y amplia cultura de la ciudad de Málaga, haciendo con ello más partícipes a sus creadores audiovisuales y al público en general.

Este es un año de importantes nombres propios. Nuestro premio Málaga será para Maribel Verdú, la Retrospectiva la dedicaremos a Pepe Sacristán, el premio Ricardo Franco será para el ‘oscarizado’ director artístico Gil Parrondo y el premio Eloy de la Iglesia se lo entregaremos al director Pablo Berger, mientras que la Película de Oro de la 17 edición será ‘La prima Angélica’, de Carlos Saura. Como película inaugural tendremos el último proyecto internacional de Claudia Llosa, ‘No llores, vuela’, con Jennifer Connelly y Cillian Murphy, y nuestra clausura vendrá de la mano de Emilio Aragón y ‘Una noche en el viejo México’, su último proyecto, rodado en Estados Unidos, con Robert Duvall como protagonista.

Junto a nuestras secciones oficiales a competición, que mantendrán una estructura y número de títulos similares a los de años anteriores, continuaremos con nuestra apuesta por la animación. Por ello, ‘Animazine’ será una de nuestras secciones destacadas en esta 17 edición, desde nuestro convencimiento de que la animación es un sector emergente en el cine español que ayuda de manera decisiva al desarrollo de nuestra industria. Sus cifras son muy alentadoras y su calidad ha quedado más que demostrada en el ámbito internacional. Para darle aún mayor dimensión dentro del festival, este año celebraremos el primer Foro de Producción Animazine, en el que encontraremos financiación, distribución y socios de coproducción para once proyectos de largometrajes, ya seleccionados, con un significativo potencial transmedia y capacidad de marca.

Por otra parte, sentimos que el Festival es muy apreciado en el mundo latinoamericano y queremos ser aún más sensibles a este interés. De tal modo que en nuestra 17 edición diferenciaremos las películas a concurso de Territorio Latinoamericano -que contará con un premio en metálico de 8.000 euros para la mejor película-, de una nueva sección en la que, a modo de Muestra, ofreceremos la producción más interesante del año en las distintas cinematografías latinoamericanas. Sin merma para el cine español, que es nuestra razón de ser y nuestro objetivo fundamental, trabajamos en la idea de un Festival de cine ‘en español’, con mayor presencia latinoamericana y como pantalla idónea en España para su difusión y promoción.

En definitiva, nuestro deseo es convertir un año más al Festival de Málaga en lugar de encuentro, análisis y reflexión para la industria del cine, cuyo futuro –más que garantizado- está inevitablemente unido al necesario progreso al que hoy aspira la cultura española.

Juan Antonio Vigar
Director Festival de Málaga. Cine Español
 

Accede a todo el contenido del Área Privada de CineAndCine. Realiza un pago de tan solo 20€ mediante PayPal y tendrás acceso ilimitado durante un año entero.

Publicidad

También nos interesa