La revista digital del sector audiovisual andaluz
S?guenos en Facebook
S?guenos en Twitter
 

Antonio Pérez, director de Maestranza Films

Coproducciones internacionales para la crisis


Una de las soluciones para la alarmante situación actual de la cinematografía española y una salida para encontrar fondos para su financiación, sería incentivar al máximo las coproducciones internacionales, sobre todo las relativas a Europa. Me olvidaré del fundamental aspecto artístico y me centraré en el aspecto económico y la importancia de la aportación de fondos externos a las películas españolas más ambiciosas, y por reciprocidad, a una participación minoritaria española (con la ventaja que suelen venir ya con el 80% de la financiación de la película ya montada) en interesantes proyectos internacionales que darían trabajo a actores, técnicos y empresas auxiliares; y en las que implica el rodaje en España, se generarían además notables ingresos para las industrias de servicios, como machacona y acertadamente resaltan las Film Comissions españolas. No es cuestión sólo del ministerio de cultura: otras instituciones muy beneficiadas directa e indirectamente por los rodajes extranjeros, por ejemplo turismo, industria y hacienda, deberían implicarse muy decididamente.

Las coproducciones, normalizadas a principio de siglo, fueron menguando a partir del comienzo de la crisis al no poder los productores españoles aportar su parte de financiación en las coproducciones minoritarias, al faltarle los dos elementos básicos: la pre-compra de derechos de antena por las televisiones de pago y en abierto (centradas en la demanda producciones nacionales) y las difíciles ayudas del ICAA. Los incentivos fiscales son muy complejos de aplicar a coproducciones de costo medio, sobre todo con un sistema fiscal tan poco flexible como el español. Ante la falta de estas vías de financiación, no se puede acceder a la coproducción, y por tanto se pierden todos los ingresos que suponen para nuestra economía. En definitiva, las coproducciones han disminuido drásticamente, empobreciendo y aislando al cine español de los circuitos internacionales, penando también su difusión externa.

Hace poco, he vivido profesionalmente una experiencia con una película británica que se iba a rodar en Almería, con una inversión en España de casi cutro millones de euros y que se fue a Italia gracias a unos incentivos económicos del estado y la región.

Es muy lamentable la actitud del gobierno, limitándose a recortar brutalmente, sin aportar soluciones que incentiven y activen la economía, particularmente en nuestro sector, como ocurre en países más avanzados, los Estados Unidos incluidos, que con ayudas, sobre todo fiscales, los ingresos al estado llegan al menos a triplicar el incentivo, generan un balance neto positivo para hacienda, seguridad social y empleo. La aplicación sería fácil ya que se incentivaría una vez justificada la inversión y los gastos, suficientes para que sean rentables para el estado. Así de simple. Aparte de importación de capitales tan necesarios en una balanza de pagos tan maltrecha como la española.

Los convenios de coproducción internacional exigen un balance de reciprocidad entre películas mayoritarias y minoritarias, por lo que la incentivación debería basarse en la participación artística y técnica de las productoras españolas, primando sobre la realización de un puro "service". Así se podrían capitalizar otras ayudas europeas como el préstamo de Eurimages.
Estamos ante una gran oportunidad con la nueva ley de cine, en cuya redacción debería reflejarse un claro y eficiente apoyo a esta actividad, así como la decidida intervención de otros organismos y las administraciones autonómicas.

Tenemos unos elementos privilegiados, sobre todo en Andalucía , como son la variedad paisajística, la climatología, comunicaciones, "housing", calidad técnica y costos muy competitivos para que esto pueda hacerse realidad. Sólo falta que los políticos actúen con lucidez para bien de los ciudadanos que esperan soluciones efectivas a la situación económica actual. Aunque suene fácil, me temo que es mucho pedir...


Antonio P. Pérez
Productor cinematográfico andaluz
Miembro de la junta directiva de la academia de cine europeo EFA
 

Accede a todo el contenido del Área Privada de CineAndCine. Realiza un pago de tan solo 20€ mediante PayPal y tendrás acceso ilimitado durante un año entero.

Publicidad

También nos interesa