La revista digital del sector audiovisual andaluz
S?guenos en Facebook
S?guenos en Twitter
 

Cristobal Criado


Nació en Arjona (Jaén) y casi toda su vida profesional la ha desarrollado en España. Sin embargo, Cristóbal Criado comenzó su trayectoria como maquillador en Francia, a cuya capital llegó por una serie de circunstancias familiares para reunirse con sus hermanos.

En París se vio deslumbrado por la magia de la televisión durante una visita a unos estudios. Poco después, por una de esas casualidades del destino entró a trabajar para la televisión francesa, donde, mientras concluía sus estudios de caracterización, estuvo durante dos años maquillando a destacados nombres de la política, la sociedad y la cultura francesa.

 Tras estos inicios en la televisión, hace unos 50 años, el primer director de cine con el que trabajó fue Jean-Luc Godard en “Pierrot le fou”, con Jean-Paul Belmondo y Anna Karina. Volvió a coincidir con Godard, considerado uno de los mejores representantes de la “Nouvelle vague” junto a François Truffaut, en su siguiente película, “Made in USA”. Gracias a su profesionalidad fue requerido muy pronto por otros de los más relevantes representantes de la “Nouvelle Vague”, Claude Chabrol y Jacques Rivette. Con éste rodó “La religiosa”, estrenada un año después con mucha polémica por la temática que abordaba.

 A pesar de que podría haber continuado con una fulgurante carrera en Francia, decidió regresar a España, en gran parte animado por Paco Rabal, a quien conoció durante el rodaje de “La religiosa”. Este actor le presentó a Rafael Gil, con el que estableció un fuerte vínculo personal y profesional (algo muy habitual en Cristóbal Criado, dada su su amabilidad, entrega y carácter afable).

Gracias a él se introdujo en el cine español donde cada vez fueron más los directores que le requirieron por su profesionalidad: Víctor Erice, Luis García Berlanga, Vicente Aranda, Eloy de la Iglesia, José María Forqué, Pedro Masó, Manolo Summers, José Luis Borau, Mario Camus, Manuel Gutiérrez Aragón, Pilar Miró, José Luis Cuerda, Ricardo Franco, Bigas Luna y José Luis Garci, entre otros muchos. Con estos dos últimos cineastas hizo dos trabajos que brillaron especialmente.

En “Las edades de Lulú” resultó fundamental su aportación para que a través de la caracterización fuera perfectamente verosímil que Francesa Neri pasara de ser una adolescente a una mujer madura, así como que los espectadores se creyeran que el personaje de María Barranco era un travesti. Con Garci trabajó en varias películas, pero fue en “El abuelo” donde también quedó patente el talento de Cristóbal Criado, en la caracterización de un impresionante Fernando Fernán Gómez.

Una de las películas de las que más orgulloso se siente este maquillador andaluz, por su complejidad, es “Marco Antonio y Cleopatra”, dirigida y protagonizada por Charlton Heston, con quien entabló también amistad. Pero a este título hemos de sumar otras producciones internacionales como las series de televisión “Colón” para Italia, “El Greco” para Francia y “Casanova”, una ambiciosa coproducción entre varios países que tuvo un reparto de lujo.

Cristóbal Criado ha trabajado en medio mundo, desde Japón hasta Noruega, pasando por Ecuador, Filipinas y África. Ha maquillado a grandes actores como Christopher Lee, William Holden, Oliver Reed, Jean Seberg, Donald Sutherland, Hanna Schygulla y Faye Dunaway, por sólo citar a algunos extranjeros, porque la inmensa mayoría de los españoles han pasado por sus manos. Grandes bellezas como Bo Derek, Ursula Andrews, Sylvia Kristel, Ornella Muti y Francesca Neri confiaron también en sus manos y en su buen hacer para que destacaran aún más ante la cámara. Además, ha maquillado a artistas (María Callas), herederos reales (el Príncipe de Asturias) y Jefes de Estado, como Charles de Gaulle, aunque en este caso permaneciera todo el tiempo en silencio para evitar que se diera cuenta que no se había puesto en manos de un francés.

Por fortuna, Cristóbal Criado ha sabido ya del cariño de la profesión en diversos homenajes que ha recibido: en 2003 le fue concedido el Premio Ciudad de Santander durante el festival de cine, que editó un libro sobre él escrito por Diego Figueroa, relevante productor de cine andaluz y organizador de festivales de cine; tres años después recibió un cariñoso homenaje en Scénia, Semana de cine de Denia, Alicante, en cuya provincia reside desde hace algunos años. Como no podía ser menos, también le brindaron el merecido reconocimiento en su tierra de origen, Jaén, a través de la Semana de cine español inédito, que le otorgó el Premio Miguel Picazo.

Una de las claves de la profesionalidad de Cristóbal Criado reside en el equipo que le acompañó en la mayoría de las ocasiones, formado por sus hermanos Ana y Luis. Los tres formaron un equipo envidiado por su compenetración y por el exquisito trato personal con el que siempre caracterizaron los hermanos Criado, toda una institución del cine en España.
 

Accede a todo el contenido del Área Privada de CineAndCine. Realiza un pago de tan solo 20€ mediante PayPal y tendrás acceso ilimitado durante un año entero.

Una sección de Miguel Olid

Doctor en Comunicación Audiovisual, en la especialidad de Historia del cine. Es autor de varios libros sobre cine español e iberoamericano, así como habitual colaborador en prensa (ABC, El País y numerosas revistas culturales y de cine), desde 1992. Director y guionista de cortos y documentales, exhibidos en festivales de medio mundo y con premios internacionales en Cracovia y Tokyo. Sus investigaciones sobre el cine español le han llevado a más de treinta instituciones y universidades de una docena de países de América, Europa y Asia. Lleva más de 20 años escribiendo sobre la Historia del Cine en Andalucía y, sobre ello, nos ilustra en su sección 'Una de historia'.
 

Publicidad

También nos interesa