La revista digital del sector audiovisual andaluz
S?guenos en Facebook
S?guenos en Twitter
 

Manolo Escobar




Nacido en Las Norias de Daza, El Ejido (Almería) en 1931, Manolo Escobar cuenta con una filmografía formada por una veintena de películas, estrenadas entre 1963 y 1982. Mientras que a lo largo de la historia del cine español han sido varias las artistas que han compartido éxito musical y cinematográfico (Juanita Reina, Estrellita Castro o Lola Flores, por ejemplo) el caso de Manolo Escobar es bien singular porque se trata del único intérprete y cantante masculino con notable éxito simultáneo en ambas trayectorias artísticas.

Estuvo emparejado con Concha Velasco en muchas películas, pero su primer trabajo cinematográfico fue con Rocío Jurado en “Los guerrilleros”, dirigido por Pedro Luis Ramírez en 1962, cuando la artista de Chipiona aún estaba en una fase incipiente mientras que él ya sabía el significado de la palabra éxito.

Entre 1962 y 1965 protagonizó tres producciones de gran éxito comercial dirigidas por el gallego descubierto por Cesáreo González, Ramón Torrado: “Un beso en el puerto”, “Mi canción es para ti” y “El padre Manolo”, con uno de los personajes más populares de su carrera.

José Luis Sáenz de Heredia, cineasta siempre asociado con el régimen de Franco (primo carnal de José Antonio Primo de Rivera y director de “Raza”, escrita por el propio dictador) fue quien más partido sacó de Manolo Escobar al emparejarlo con la jovencita Concha Velasco en cuatro películas realizadas a finales de los sesenta y principios de los setenta: “Pero... ¿en qué país vivimos?, “Relaciones casi públicas”, “Juicio de faltas” y “Me debes un muerto”. La combinación del machista con la chica moderna en pleno desarrollismo económico y boom del turismo conectó con el público gracias al buen ojo de Sáenz de Heredia. Eran películas muy medidas para agradar a los amantes de las canciones de Manolo Escobar, que interpretaba un tema cada cinco o seis secuencias.

Otro cineasta de gran olfato comercial, Mariano Ozores, lo dirigió en una producción de José Frade escrita por Alfonso Paso, “En un lugar de la Manga”. Luis Lucia y Juan de Orduña también le dirigieron mientras que Sara Lezana, Mary Francis y Paca Gabaldón fueron compañeras de reparto en otras tantas películas rodadas en los setenta. A principios de la siguiente década se produjo el alejamiento de Manolo Escobar del cine. “¿Dónde estará mi niño? y “Todo es posible en Granada” fueron sus últimas películas. Gracias al programa “Cine de barrio” de Televisión Española, sus películas se volvieron a ver, de nuevo con gran éxito de público, para satisfacción de este almeriense de pro.
 

Accede a todo el contenido del Área Privada de CineAndCine. Realiza un pago de tan solo 20€ mediante PayPal y tendrás acceso ilimitado durante un año entero.

Una sección de Miguel Olid

Doctor en Comunicación Audiovisual, en la especialidad de Historia del cine. Es autor de varios libros sobre cine español e iberoamericano, así como habitual colaborador en prensa (ABC, El País y numerosas revistas culturales y de cine), desde 1992. Director y guionista de cortos y documentales, exhibidos en festivales de medio mundo y con premios internacionales en Cracovia y Tokyo. Sus investigaciones sobre el cine español le han llevado a más de treinta instituciones y universidades de una docena de países de América, Europa y Asia. Lleva más de 20 años escribiendo sobre la Historia del Cine en Andalucía y, sobre ello, nos ilustra en su sección 'Una de historia'.
 

Publicidad

También nos interesa