La revista digital del sector audiovisual andaluz
S?guenos en Facebook
S?guenos en Twitter
 

Miguel Picazo



Fue un acto de justicia la concesión de una Medalla de Andalucía al director de cine Miguel Picazo, al que en la última década no se le ha dejado de reivindicar desde su provincia, Jaén, con varias y muy plausibles iniciativas.

Nació en 1927 en Cazorla, en cuyo Teatro de la Merced se aficionó al cine y soñó que dirigiría películas. Tras concluir la Guerra Civil, la familia (padre sindicalista de UGT y madre de derechas) se instaló por tan sólo seis meses en Madrid. De la capital se trasladaron a una ciudad cercana, Guadalajara, donde transcurrió la adolescencia y primeros años de juventud de Picazo. Allí desarrolló su afición a la pintura, la literatura y el cine, pero al concluir el bachillerato entró a trabajar en la compañía “Eléctrica de Guadalajara”. Simultaneó el trabajo con sus inquietudes artísticas gracias a su participación en una tertulia literaria y en un pequeño cine-club. También por esa época comenzó a hacer críticas de cine para una emisora local.

 Deseoso de salir del mundo provinciano que le había rodeado desde su nacimiento, optó por estudiar la carrera de Derecho, yendo a Madrid sólo para los exámenes de junio. El siguiente paso fue romper su contrato y dar el salto a la capital, donde consiguió trabajo como taquígrafo en la Delegación Nacional de Prensa. Una vez instalado en Madrid decidió volcarse con su afición al cine, lo que le llevó a matricularse en el Instituto de Investigaciones y Experiencias Cinematográficas, IIEC, en cuya especialidad de Dirección se diplomó.

Dos años después, en 1963, consiguió con “La tía Tula” uno de los más prometedores y sorprendentes debuts del cine español. Esta adaptación cinematográfica de la célebre obra de Miguel de Unamuno fue quizás la más emblemática del denominado Nuevo Cine Español. A pesar de las grandes satisfacciones que le dio esta película, considerada la mejor de su filmografía, sigue teniendo clavada la espina de no haber podido rodar “Jimena”, en 1961, por la oposición de la censura.
Entre 1963 y 1971 fue profesor de la Escuela Oficial de Cinematografía, sustituta del IIEC y donde dio clases a una excelente generación de cineastas: Víctor Erice, Pilar Miró, Josefina Molina, Manuel Gutiérrez Aragón e Imanol Uribe, entre otros muchos. En esa época retomó su afición a la literatura con la divulgación de la obra teatral de Valle Inclán por diversas universidades norteamericanas y se integró en Televisión Española, donde llegó a dirigir un centenar de programas. Dirigió su segundo largometraje, “Oscuros sueños de agosto”, en 1967, con el que no tuvo mucha suerte.

Ya en los setenta estudió Psicología Infantil, Sexología y Psicoterapia en un centro dependiente de la Universidad de Boston. Tras un largo paréntesis como director, a mediados de la década, dirige dos películas de planteamientos muy diferentes: “El hombre que supo amar”, biografía de San Juan de Dios ambientada en la Granada de mediados del siglo XVI, y “Los claros motivos del deseo”, otro retrato de de una pequeña ciudad de provincias tras su celebrado debut. El fracaso de ambas le llevó de nuevo a Televisión Española, hasta que en 1985 dirige la que sería su última película, “Extramuros”, con una excelente fotografía de Teo Escamilla y un notable trabajo de dos grandes actrices, Carmen Maura y Mercedes Sampietro, galardonada en el Festival de cine de San Sebastián.

Además de dirigir, Miguel Picazo ha intervenido en varias películas con pequeños papeles: “El espíritu de la colmena”, “Remando al viento” y “Tesis”. Precisamente, gracias al éxito de esta película de Amenábar, en la que encarnaba a un profesor de cine, su nombre volvió a ponerse de actualidad y poco después recibía un Goya honorífico por el conjunto de su obra.

Aunque en la actualidad reside en una residencia de ancianos en Cazorla, el fuerte vínculo que le unió a la Alcarria durante muchos años le llevó a donar en 2002 a la Biblioteca de Guadalajara todos sus fondos bibliográficos y audiovisuales, compuestos por unos 15.000 libros y unas 8.000 películas.
La Diputación de Jaén ha creado el Premio “Miguel Picazo” con el que le distingue y además está procediendo a la edición de algunos de sus guiones, como el de la inédita “Jimena”. 

Accede a todo el contenido del Área Privada de CineAndCine. Realiza un pago de tan solo 20€ mediante PayPal y tendrás acceso ilimitado durante un año entero.

Una sección de Miguel Olid

Doctor en Comunicación Audiovisual, en la especialidad de Historia del cine. Es autor de varios libros sobre cine español e iberoamericano, así como habitual colaborador en prensa (ABC, El País y numerosas revistas culturales y de cine), desde 1992. Director y guionista de cortos y documentales, exhibidos en festivales de medio mundo y con premios internacionales en Cracovia y Tokyo. Sus investigaciones sobre el cine español le han llevado a más de treinta instituciones y universidades de una docena de países de América, Europa y Asia. Lleva más de 20 años escribiendo sobre la Historia del Cine en Andalucía y, sobre ello, nos ilustra en su sección 'Una de historia'.
 

Publicidad

También nos interesa