La revista digital del sector audiovisual andaluz
S?guenos en Facebook
S?guenos en Twitter
 

'Madre in Japan'


Hace 30 años llegaba a las pantallas una modesta película andaluza en la que participaron un grupo de entusiastas jóvenes que con el tiempo destacaron en distintas parcelas del audiovisual.

 “Las dos orillas” fue la primera producción de la compañía Caligari Fims, que dos años más tarde emprendería “Las dos orillas”, dirigida por Juan Sebastián Bollaín con mayores medios. Esta productora ha estado presente en la parrilla de Canal Sur Televisión en los 25 años de existencia de esta cadena con programas de bastante audiencia como “Tal como somos”, en el pasado, o “Se llama copla”, más recientemente.

Caligari Films tuvo su génesis en el denominado “Colectivo del Bodrio”, un grupo de inquietos cinéfilos que destacaron ampliamente en el campo del super-8 amateur con sus cortos divertidos, paródicos e iconoclastas, que recibieron numerosos premios en los principales festivales de este formato. En la órbita de este colectivo se encontraban Antonio Cuadri, Aurelio Domínguez, Luis Manuel Carmona y Francisco Perales, entre otros.

Responsables de los cursos de cine auspiciados por la Diputación de Sevilla, estos cuatro cineastas en ciernes decidieron abordar un largometraje en el que cada uno se especializaría en un área determinada: Perales sería el director; Cuadri, el productor; Domínguez, el guionista y Carmona, el director artístico.

“Madre in Japan” fue el primer y último largometraje hasta la fecha, dirigido por Francisco Perales, quien tras realizar el cortometraje “La ruptura”, cuatro años más tarde y diversos documentales para televisión (sobre Catedrales de Andalucía, por ejemplo), se dedicó a la docencia en la Facultad de Comunicación de la Universidad de Sevilla y a la investigación cinematográfica con varios libros sobre cine, siendo sus monografías sobre los directores Luis García Berlanga y Howard Hawks los más destacados.

A pesar de la carestía de medios, el director artístico Luis Manuel Carmona supo sacar bastante partido del presupuesto previsto y consiguió ambientar varias secuencias de la película en diversas localizaciones: Japón, África, India y Grecia. Tras esta película, Carmona simultaneó su labor como realizador de televisión con la dirección artística de más largometrajes como “Madre amadísima”, de Pilar Távora o “El corazón de la tierra”, de Antonio Cuadri.

Aunque tras el guión de “Madre in Japan” Aurelio Domínguez siguió escribiendo, entró a formar parte de Canal Sur Televisión desde su nacimiento, donde ha sido realizador de “Reporteros”, informativos y retransmisiones deportivas, así como programas culturales (“La puerta del cante” y “Con el cine en los talones”, por ejemplo).

Productor ejecutivo de este largometraje y de todos los títulos surgidos de Caligari Films, Antonio Cuadri se desvinculó de la compañía para emprender una sólida trayectoria como realizador de televisión (“Lo más plus”, “Al salir de clase”, “Cuéntame como pasó”) y director de cine (“Eres mi héroe”, “El corazón de la tierra”). En la actualidad tiene pendiente de estreno su último largometraje, “Thomas vive” mientras prepara su próxima película.

Además de ellos cuatro, en “Madre in Japan” participaron numerosos profesionales que dieron sus primeros pasos en esta película, como María Galiana. Por desgracia, la película se dobló por completo a un castellano neutro, por lo que no podemos oír su voz. También tuvieron un pequeño papel una pareja de humoristas, Los Morancos, cuando apenas se les conocía en Sevilla. De todo el reparto, el único rostro conocido era además de un secundario de lujo habitual en el cine de Berlanga, Agustín González, el futbolista Rafael Gordillo.

Esta comedia ambientada durante el Mundial de España en 1992 tenía influencias berlangianas (como la propia presencia de Agustín González) y, de hecho, su director confirmaba poco después su predilección por este prestigioso cineasta con un libro que escribió sobre él. A su vez se pueden encontrar algunas conexiones entre “Madre in Japan” y otra comedia andaluza de más éxito, “El mundo es nuestro”, sobre todo en su parte final.
La película tuvo una discreta carrera comercial aunque, eso sí, sus creadores hicieron gala de imaginación en el estreno al promover una campaña por la cual los espectadores que acudieran acompañados de un japonés entrarían gratis en el cine.
 

Accede a todo el contenido del Área Privada de CineAndCine. Realiza un pago de tan solo 20€ mediante PayPal y tendrás acceso ilimitado durante un año entero.

Una sección de Miguel Olid

Doctor en Comunicación Audiovisual, en la especialidad de Historia del cine. Es autor de varios libros sobre cine español e iberoamericano, así como habitual colaborador en prensa (ABC, El País y numerosas revistas culturales y de cine), desde 1992. Director y guionista de cortos y documentales, exhibidos en festivales de medio mundo y con premios internacionales en Cracovia y Tokyo. Sus investigaciones sobre el cine español le han llevado a más de treinta instituciones y universidades de una docena de países de América, Europa y Asia. Lleva más de 20 años escribiendo sobre la Historia del Cine en Andalucía y, sobre ello, nos ilustra en su sección 'Una de historia'.
 

Publicidad

También nos interesa