La revista digital del sector audiovisual andaluz
S?guenos en Facebook
S?guenos en Twitter
 

'Gente en sitios'

 

Teoría de David Lynch y el bocata de calamares    

‘Mulholland Drive’, una de las películas más apasionantes de David Lynch, nació como piloto para una serie de televisión que nunca vio la luz (ay, si lo hubiera pillado ahora la AMC...). Con el apoyo de Canal Plus Francia, el genio de Montana rodó material adicional para dar un nuevo giro y todo el (sin)sentido a la delirante obra maestra que conocemos. Ese mismo espíritu, esa sensación de duermevela, de historia rara que te cuenta el vecino de arriba y nunca terminas de creerte, ese ‘what if...’ que abre las puertas a realidades alternativas pero mundanas, recorre ‘Gente en sitios’; o lo que es lo mismo, Juan Cavestany compartiendo bocatas de calamares con David Lynch en algún grasiento bar de algún barrio madrileño, signifique lo que signifique esto.

Si aún existieran los videoclubes tal y como un día los conocimos, ‘Gente en sitios’ podría estar en la estantería de drama, en la de comedia, en la de ‘españolas’ o incluso en la de terror aunque posiblemente no habitaría en ninguna de ellas. Habría que buscarla en ese rincón de las rarezas al que iban a parar las indefiniciones que habitan los arrabales del cine convencional. Y esa es precisamente la mejor virtud del nuevo filme de Cavestany: su capacidad para estar aquí (en este momento, en este país y en ‘nuestra’ industria, con rostros tan reconocibles como los de Maribel Verdú, Santiago Segura, Eduard Fernández o Ernesto Sevilla) y allí (en cualquier lugar, real o imaginario, donde lo absurdo, lo inesperado, bloquee las cerraduras de la realidad) sin estar en ninguna parte.

Ficha técnica

  • Direccción y guión Juan Cavestany
  • Música Nick Powell, Aaron Rux
  • Fotografía Juan Cavestany
  • Reparto Antonio de la Torre, Maribel Verdú, Irene Escolar, Santiago Segura, Carlos Areces, Eduard Fernández, José Ángel Egido, Raúl Arévalo, Adriana Ugarte…

     

‘Gente en sitios’ es un puñado de historias mínimas, independientes a primera vista, que transcurren en escenarios cotidianos (el bar de la esquina, el atasco de mediodía, el rellano de tu escalera, el colegio de los críos), y en las que entran sin avisar, de la mano de una estética deliberadamente feísta y destartalada, la duda, el surrealismo y el miedo. El tono es distinto en cada una –del humor ‘chanante’ al terror minimalista, pasando por el drama social o la comedia sentimental— pero el discurso es unánime: la crónica del desconcierto ante una realidad (nuestra realidad) que se aventura tan borrosa y espectral como esa bandera de España de la madrileña plaza de Colón que divisa uno de los personajes en el tramo final del filme.

Sorprendentemente compacta y uniforme para ser una película de episodios, ‘Gente en sitios’ funciona además como una castiza relectura de ‘Short Cuts’: como en la película de Robert Altman, edificada a partir de textos de Raymond Carver, un ¿fenómeno natural? hermana a los personajes anónimos (algunos fascinantes, como ese fotógrafo que recuerda al cowboy de ‘Mulholland Drive’) que pululan en este elogio (enorme el Cavestany guionista) del relato corto que se revela como una original, suicida y, posiblemente, irrepetible propuesta del cine español. Aventura, por cierto, ignorada en los Goya, como esa cinematografía que se escribe en los márgenes de lo convencional (‘A puerta fría’ o ‘Ali’, por barrer para casa). Historias de tinta invisible, como las que escribe en su bloc el camarero, de algún grasiento bar de algún barrio madrileño, al que Cavestany y Lynch piden sus bocatas de calamares. Signifique lo que signifique esto.

 

‘Gente en sitios’ puede verse en Filmin

 

Accede a todo el contenido del Área Privada de CineAndCine. Realiza un pago de tan solo 20€ mediante PayPal y tendrás acceso ilimitado durante un año entero.

Publicidad

También nos interesa