La revista digital del sector audiovisual andaluz
S?guenos en Facebook
S?guenos en Twitter
 

‘Ocho apellidos vascos’

Vente pa’ Euskadi, Rafa

Borja Cobeaga y Diego San José son unos sentimentales. Y aunque ‘Pagafantas’ y ‘No controles’ hacían gala de humor ‘destroyer’ y tope rallante, que diría Juancarlitros, en el fondo eran comedias románticas que revisaban, y refrescaban, las señas de identidad del género sin perder de vista el pasado. Y eso es lo que los guionistas guipuzcoanos vuelven a hacer en ‘Ocho apellidos vascos’, su tercer largometraje escrito a cuatro manos, ahora sin Cobeaga tras la cámara: una comedia romántica de corte clásico (chico conoce chica) que se carcajea además, con ganas y sin tregua, de nacionalismos y visiones obtusas de la vida, tengan el color (especial) que tengan.

Hay quien ha querido ver en la película de Emilio Martínez-Lázaro una aproximación a la fórmula de la francesa ‘Bienvenidos al norte’ (que tuvo remake italiano, ‘Bienvenidos al sur’), por aquello de hacer humor con los localismos, pero Cobeaga y San José se acercan más a ‘Los padres de ella’ cuando Rafa, sevillano, bético, cofrade y engominado, debe camelarse al ‘aita’ de Amaia, la chica euskaldún por la que suspira: Koldo, un vasco de pura cepa con un sexto sentido para detectar RH negativo que ríete del ex agente de la CIA que interpretaba Robert de Niro.

Con humor blanco, réplicas brillantes, cuatro o cinco situaciones descacharrantes y un par de apuntes absolutamente geniales (la entrada de Rafa a un País Vasco que parece Mordor, el despertar de Koldo), ‘Ocho apellidos vascos’ logra algo impensable hace años y que, por fortuna, hoy sí es posible: hablar al público, al gran público, de ese mundo de herriko tabernas, kale borroka y ‘manifa’ constante, y hacerlo dibujando una sonrisa continua en el espectador, bordeando la incorrección política pero sin herir sensibilidades.

Ficha técnica

  • Director Emilio Martínez-Lázaro
  • Guión Borja Cobeaga, Diego San José
  • Música Fernando Velázquez
  • Fotografía Gonzalo F. Berridi, Juan Molina
  • Reparto: Clara Lago, Dani Rovira, Carmen Machi, Karra Elejalde, Alfonso Sánchez, Alberto López, Aitor Mazo.

Como si estuviéramos ante una ‘buddy movie’ donde España y Euskadi fueran dos enemigos íntimos condenados a entenderse, ‘Ocho apellidos vascos’ se ríe de los tópicos del norte y del sur, y se ríe de nosotros cuando nos reímos de los otros porque no piensan como nosotros. Es fresquita como un gazpacho y deliciosa como un ‘pintxo’. Y sólo se desinfla en algunos momentos por una realización pelín televisiva de Martínez-Lázaro, quien no ha sabido imprimir a la puesta en escena el desparpajo de ‘El otro lado de la cama’ ni el encanto de ‘Amo tu cama rica’. Sí dirige al reparto con mano sabia: Dani Rovira, inocentón y divertidísimo, supera con nota su primer protagonista en cine, Clara Lago está dulcemente áspera y los ‘compadres’ Alfonso Sánchez y Alberto López roban cada escena en la que aparecen, y se vienen tan arriba que a punto están de salirse de la mismísima pantalla. Y como las mejores comedias románticas, ésta también tiene su puntito de tierna amargura, aunque quede en un segundo plano y haya que buscarlo en los ojos, en las arrugas y en los pasados de los personajes de Carmen Machi y Karra Elejalde.

¿Murió la comedia madrileña? ¡Viva la comedia vasco-andaluza! Y con fundamento: tanto como ese padre y esa hija que se sientan a hablar, a dialogar, después de años sin mirarse a la cara.


 

Accede a todo el contenido del Área Privada de CineAndCine. Realiza un pago de tan solo 20€ mediante PayPal y tendrás acceso ilimitado durante un año entero.

Publicidad

También nos interesa