La revista digital del sector audiovisual andaluz
S?guenos en Facebook
S?guenos en Twitter
 
×

Notícia

Simple Image Gallery Pro Notice: Joomla!'s /cache folder is not writable. Please correct this folder's permissions, clear your site's cache and retry.

Diego Galán: "Elio Berhanyer no es modisto, no sabe coser. Él era diseñador"

El documental ‘Elio Berhanyer, maestro del diseño', dirigido por el exdirector del Festival de San Sebastián, se podrá ver el domingo en la 2 de TVE

Marta JiménezMarta Jiménez|Córdoba

El diseñador Elio Berhanyer (Córdoba, 1929) ha visto como Ava Gadner lucía sus creaciones en los años dorados de Hollywood. También ha vestido a otras reinas, princesas y musas a lo largo de sesenta años de carrera. Con una estantería repleta de premios, entre ellos el Nacional del Diseño en 2011, el modisto no solo ha tocado la gloria sino que también ha tocado el suelo en una vida de  hombre hecho a sí mismo, algo que ha llamado la atención de Diego Galán.

'Elio Berhanyer, maestro del diseño' es un documental para televisión de 62 minutos escrito y dirigido por Galán y coproducido por la andaluza Dos de Catorce Producciones junto con la vasca Altube Filmeak, estrenado el jueves en La cineteca de Matadero de Madrid, con un sentido homenaje al diseñador, dentro de MadridFFF, el primer Festival Internacional de Fashion Film realizado en la capital.

El documental, que repasa la trayectoria profesional de Benhayer a partir de dibujos y creaciones, recopilando testimonios del propio modisto, de familiares, amigos y otros afamados colegas de profesión, podrá verse este domingo en el programa Imprescidibles de la 2 de TVE a las 00.00 h.; el día 9 de noviembre en la Filmoteca de Andalucía en Córdoba, y ya en 2014 lo pasará Canal Sur TV.

Durante el último festival de San Sebastián tuvimos ocasión de charlar con Diego Galán, también ex director del certamen, ante un café en el mítico hall del hotel María Cristina donde él conoció a Bette Davis entre otras mil estrellas del firmamento del cine.

¿Qué sabías de Elio Berhanyer cuando te incorporaste al proyecto?

No conocía a la persona, solo sabía quien era. Su historia es tremenda y todo ha sido muy fácil porque es un tipo muy cordial. Había un amigo común que fomentó este documental, el diseñador (de figurines de teatro y de cine) Elio Moreno, que aseguró que yo me iba a llevar muy mal con Elio, que no le iba a gustar nada.

¿Y eso por qué?

No lo sé, nunca me lo dijo, pero ocurrió todo lo contrario. Cuando nos encontramos, antes de hacer la macroentrevista que es la base del documental, con la visión de su trabajo y de su vida, fue ver a Elio y sentir por él inmediatamente algo especial. Me pareció un hombre entrañable y alguien que se buscaba a sí mismo a una edad provecta. Tuvo un origen muy duro y obtuvo la gloria, la fama, el dinero, ganó y perdió y tiene una historia en zig-zag muy interesante. Y ahora cuando es mayor ha vuelto a su propio origen de nuevo, intelectual y afectivamente, y en ese sentido está reencontrándose a sí mismo. Viene de una ambiente miserable, fue analfabeto hasta los 14 años y luego alcanzó la fama. No sé si ltodo esto o hizo desclasarse pero de alguna manera sí cambiar de clase. Y ahora que se siente mayor, está un poco sordo, bastante ciego es el momento en el que revisita su infancia, con la figura de su padre que para él es legendaria. En ese momento le hemos pillado a la hora de hacer el documental.

“Antonio Gala habla mucho de sí mismo y es muy divertido en el documental pero no es a mi juicio la persona que mejor define a Elio”. 

¿Cuál es tu relación con el mundo de la moda?

Ninguna. Yo no sé nada de este mundo. Pero por lo que he visto con toda la gente con la que hemos hablado, nadie sabe nada de la moda. Ésta no es definible, se habla de un estilo que tuvo Elio, de las prendas muy bien hechas, de su fascinación por el blanco y el negro…Más allá de eso, ningún especialista de moda con los que hemos hablado profundiza más allá. Hemos estado viendo otros documentales sobre otros diseñadores y no se explica la moda en sí. Se habla de estilos, generacionalmente, pero cuando se está haciendo nadie tiene una definición sobre lo que está bien. Se habla más de la fama y el éxito que de la peculiaridad de cada artista.

¿La historia de una época de España se puede contar a partir de los diseños de Elio?

Parte de la historia sí, pero como la de cualquier ser humano. Él hizo los uniformes de Iberia pero también había otros uniformes. El suyo fue un hito porque ganó un concurso tres veces seguidas. La primera fue a dedo pero las otras no. La historia de cualquier país se refleja a partir de cualquier cosa y no creo que Elio Berhanyer fuera emblemático a la hora de definir la historia de España. Sí de una clase social, porque antes de llegar al Prêt-à-porter, que fue uno de los pocos grandes diseñadores que se apuntaron al Prêt-à-porter, él trabajaba para la alta burguesía y para la aristocracia y no para el resto de la humanidad. Su reflejo está ahí, en las ricas tejanas que estaban casadas con magnates del petróleo, artistas famosas…un sector de la sociedad española muy concreto. Luego el Prêt-à-porter se popularizó y tuvo acceso a las clases medias e incluso a las bajas.

¿Elio ha intentado dirigirte o confiaba en ti llevando las riendas del documental?

Estaba confiado y nunca tuve la sensación de que quisiera conducir la historia. Creo que se abrió de piernas y de brazos en un acto de confianza. Ha ayudado mucho y lamentablemente no es un tipo que haya conservado cosas. Es un hombre que ha tenido de todo y lo ha ido perdiendo o dejando, y me sorprendió muchísimo que no tuviese documentación ni fotos, solo algunos álbumes de algunos periódicos. No es un tipo conservador en ese sentido y tiene un ayudante extraordinario, Antonio Bravo, que es cuñado suyo, que es quien ha tratado de recopilar material para recomponer la historia de Elio, pero él no tiene apego a las cosas. Y en ese sentido no nos ha podido ayudar porque no tiene ni fotos de su mujer, sus hijos o su madre. Pero ha estado apegado completamente.

Pero habría cosas que él preferiría contar

Desde luego, y te las contaba aunque no se le preguntara. Pero eso pasa con todo el mundo, que intenta llevarte a su terreno.
 

Entre todos los que desfilan por el documental aportando testimonios sobre la vida de Elio, ¿su amigo Antonio Gala se lleva la palma?

Antonio Gala habla mucho de sí mismo y él es el centro de todas las verdades y mentiras. Está muy bien en el documental, muy divertido pero no es a mi juicio la persona que mejor define a Elio en las entrevistas. Hay otras dos personas más relevantes, en mi opinión, que son Andrés Peláez (actual director del Museo del Teatro de Almagro) que describe muy bien sus trabajos como modisto y su tratamiento del color en vestidos para el teatro, para Merche esmeralda o el vestuario de la obra de Gala ‘Anillos para una dama’. El otro es el mencionado Pedro Moreno, que ha trabajado con Berhanyer muchos años y que lo conoce muy bien. Ambos no hablan de sí mismos sino de Elio. Gala es, eso sí, el más famoso de los que salen pero estos dos profundizan mucho más en el personaje.

¿Qué tal el rodaje en Andalucía?
Allí fue la segunda unidad

“En su jueventud es todo muy sórdido, muy de neorrealismo italiano, pero es algo muy frecuente en aquellos años".

¿Tú no bajaste al sur?

No he podido. Pero estaban muy marcados desde aquí, aunque luego no me hicieron ningún caso (risas). En Sevilla rodaron en la exposición de las santas de Zurbarán y en Córdoba en los lugares donde nació y creció Elio, de los que ya no hay referencias porque no se parecen en nada a su infancia, lógicamente. De niño se fue a vivir a Pozoblanco huyendo de la familia, aunque la historia es muy confusa. La madre se quedó sola con dos hijos y repudiada por la familia porque su marido había sido rojo y fusilado. Volvió a casarse y a Elio no le gustó y se fue con su tía a Pozoblanco, quien le maltrataba. Un tío suyo le hizo cuidar cabras en el campo y de ahí se fue a Sevilla solo a ganarse la vida. Lo acogió una familia de judíos pero muchos días dormía en la calle. Trabajó en una obra, en una lechería, de donde le echaron por comerse una torta de Inés Rosales..es todo muy sórdido, muy de neorrealismo italiano, pero es algo muy frecuente en aquellos años. Después entró de botones en una editorial que hacía revistas y como no tenían dinero para mandar corresponsales a los desfiles de moda de Nueva York, París o Londres, él comenzó a dibujar los trajecitos fingiendo que eso era lo que había desfilado en las pasarelas. Ahí empezó todo.

¿Ya sabía leer y escribir entonces?

No del todo. Lo que sí sabía era dibujar, eso siempre le gustó. Se puso enfermo el dibujante de la editorial y le dijeron “venga niño ponte ahí” y nunca más volvió el dibujante aunque el siguió cobrando siempre el sueldo de botones. Hasta que topó con Margarita Lozano, que hacía sus pinitos como actriz y también trabajaba en esta revista, “Estela” se llamaba, y ella fue la que le empezó a apoyar y a llevarlo a desfiles de moda que él veía por primera vez. Ella también lo metió en el teatro y la primera obra que dirigió Miguel Narros con margarita Lozano como actriz, Elio hizo los diseños del vestuario. Eso fue una cadena que le llevó al máximo esplendor profesional quedándose en España. Porque uno de los mayores méritos que él tiene con respecto a Balenciaga, por ejemplo, es que se quedó aquí mientras la cuna de lo que hacía estaba en Paris.

¿No quiso o no pudo marcharse?

No quiso. Balenciaga le propuso que se fuera cuando él hacia sus primeros desfiles y le dijo “vente conmigo y aprenderás a coser botones” porque Elio no es modisto, no sabe coser y Balenciaga sí, pero él era diseñador. Él no quiso porque en España le empezaba a ir bien. Todo esto está sintetizado en el documental porque una imagen vale más que mil palabras.


El documental se ha rodado en numerosos rincones de Córdobas y también en la clausura del curso de la Cátedra con el nombre de Elio Berhanyer que la Universidad cordobesa imparte en Priego de Córdoba. La exposición de "Santas de Zurbarán. Devoción y persuasión", inaugurada en Sevilla la pasada primavera y en donde once diseñadores se inspiraron en las obras del pintor para diseñar sus creaciones, también es escenario del documental. Berhanyer participó en la muestra con un diseño inspirado en 'Santa Isabel de Portugal' y en 'Santa Casilda'.

De Elio Berhanyer se han escrito y dicho maravillas, pero no todo se ha contado aún. "Este documental sobre su vida y su obra pretende definirlo con claridad, o al menos, tratar de conocerle mejor" explican desde la productora Dos de catorce. La cinta cuenta con el apoyo de TVE, la Consejería de Cultura de la Junta de Andalucía, la Delegación de Cultura del Ayuntamiento de Córdoba, la Delegación de Cultura de la Diputación de Córdoba, Canal Sur TV y el ICO.

 

 

{gallery}2013/galerias/panorama/documentales/Elio_berhanyer::::2:{/gallery}

 

 

Accede a todo el contenido del Área Privada de CineAndCine. Realiza un pago de tan solo 20€ mediante PayPal y tendrás acceso ilimitado durante un año entero.

Publicidad

Últimos blogs

 

También nos interesa