La revista digital del sector audiovisual andaluz
S?guenos en Facebook
S?guenos en Twitter
 

“Creo en la emoción del público, por encima de lo comercial”

El malagueño Ramón Salazar dirige '10.000 noches en ninguna parte', un largometraje sobre la infancia perdida y único film español que compite en la sección oficial del SEFF.

Lola Rodríguez|Sevilla

Ramón Salazar atiende a la prensa y responde a las preguntas con la serenidad de quien se sabe autor de un trabajo personal, elaborado con un equipo pequeño, entregado al esfuerzo de hacer el cine que quiere. '10.000 noches en ninguna parte' es la tercera película del malagueño, responsable de 'Piedras' y '20 centímetros' y guionista de las dos adaptaciones de Federico Moccia, 'Tres metros sobre el cielo' y 'Tengo ganas de ti'.

El malagueño, que ha estrenado su película en el Festival de Cine Europeo de Sevilla, se ha rodeado de un plantel de actores consagrados -Andrés GertrúdixLola Dueñas y Najwa Nimri-, y nuevos valores resultantes de las clases de interpretación que imparte en Madrid. La película, rodada durante tres años en Berlín, París y Madrid, representa la nueva tendencia española de cine de autor, autoproducido, sin ayudas públicas ni el respaldo de las televisiones, con nuevas formas de narrativa audiovisual que oscilan entre la más cruda realidad y un mundo de sueños que conducen a la redención.

'10.000 noches en ninguna parte' no es una película fácil de ver. ¿Era consciente durante el montaje de que no todo el mundo podría ser capaz de seguirla?

En un principio el montaje iba a ser más lineal. Pero cambiamos de idea. La película narra un viaje, pero no de los que programamos ahora, sino de los que hacíamos cuando éramos jóvenes, en interrail, improvisando. No podemos saber, o querer saber, de qué va la película en el minuto 10. Tienes que dejarte llevar, y en el momento en que haces eso, comienzas a meterte en la película, a sentirla y comprenderla.

Es una historia dura y compleja. ¿Por qué eligió a Andrés Gertrúdix para el papel principal?

Me interesaba mucho el concepto de familia con problemas, desestructuralizada, y que el protagonista tuviera que viajar para buscar eso que no ha vivido. En este punto, el personaje que interpreta Lola Dueñas le ayuda a explorar esos conceptos, no solo de la familia y de lo que significa, sino de la propia niñez que le han robado al protagonista. Él es alguien que tiene miedo a todo, a relacionarse, a salir, es por algún motivo. Y en un momento dado, se decide a realizar un viaje para descubrir cuál es el problema y solucionarlo. Yo ya había trabajado con él en 'Piedras' y cuándo empecé a construir el personaje, tenía claro que el actor perfecto para interpretarlo era él. Porque tenía que ser un actor que interpretara sin hablar demasiado, pero con la mirada. Y creo que él tiene los ojos más grandes y expresivos de todo el cine español. También tenía que existir un equilibrio entre hombre y niño, y eso en él se maneja muy bien. 

“Rodamos con cámaras de fotos porque queríamos que rozaran la piel de los actores. Y nos ayudaron a hacernos invisibles, a pasar desapercibidos”. 

Además, tenemos la oportunidad de ver caras nuevas en el reparto...

Me gusta que en mis películas haya actores nuevos, darles la oportunidad a gente que empieza, como Manuel Castillo, Paula Medina y Rut Santamaría.

¿Es cierto que en un principio se barajó a Carmen Maura para el papel de madre? Un rol que interpreta de forma genial Susi Sánchez, por cierto.

Bueno, se trataba de un personaje con un desarrollo amplio y con un componente muy oscuro y necesitaba a una actriz que diera vida a una persona amargada y que lo hiciera creíble. Y para ello entendimos que encajaría mejor una cara que no fuera tan conocida. Y sí, Susi hace un trabajo extraordinario.

El personaje de Lola Dueñas es una especie de hada madrina. ¿Qué papel juega ella en este cuento contemporáneo?

Ella se encarga de reenseñarlo. Todo lo que aprenden los niños y que él no ha tenido la oportunidad de aprender, ella se lo enseña antes de que continúe su viaje. Leer, mirar, escuchar, imaginar, soñar... Es ese puente entre Madrid y Berlín, que es donde se adentra en la sexualidad. Pero no solo en eso, sino en lo que significa una familia. León, Claudia y Ana, son una familia. Una pareja de tres, como a mí me gusta llamarlo. Y ese componente sexual no solo lo baraja Ana, sino todos sus miembros. De hecho, con Najwa, Manu y Paula, hicimos un trabajo previo, como con todos los personajes. Pero en este caso yo quise que vivieran juntos en Berlín, y crear con ellos ese concepto de familia. Que ellos mismos fueran creando esos lazos que después se palpan en sus interpretaciones y dan forma a esa parte de la película.

'10.000 noches en ninguna parte' es una película rodada con escasos recursos. ¿Se puede calificar de cine 'low cost'?

Bueno, además de director, fui mi ayudante de director, auxiliar, script y meritorio. No me gusta hablar de 'low cost' en términos económicos, porque lo que tuvo la película fue un altísimo coste emocional. Cada miembro del equipo desempeñaba diez trabajos a la vez, y eso durante tres años que duró el rodaje. Primero en Berlín, después en París y finalmente en Madrid. De forma alterna, no continuada, pero no por ello el esfuerzo fue menor. Entre rodaje y rodaje había que hacer muchas gestiones.

Y durante todo ese tiempo, hasta que llega este día en que la película se proyecta por primera vez, ¿qué se te pasaba por la cabeza? ¿el éxito, el fracaso?

En tres años te da tiempo de todo: de sentir alegría y de pensar que lo que estás haciendo no vale nada y no lo va a ver nadie. Pero si como creadores somos inseguros e indecisos... A veces piensas que lo que estás rodando es genial y cuando lo montas y lo ves... Siempre surgen las dudas. Pero la película ya está terminada y ha sido resultado de un gran esfuerzo por parte de todo el equipo.

Una de las peculiaridades de la película, a nivel técnico, es que ha sido rodada con cámaras de fotos, ¿por qué?

Todo está rodado con una cámara fotográfica 5D. La condición que le puse al director de fotografía era que la cámara tenía que rozar la piel de los actores. Y que a nosotros nos diera libertad de movimientos e invisibilidad, de forma que durante el rodaje e exteriores, la gente pensaba que éramos unos amigos haciéndonos fotos. En un parque en Berlín había gente a nuestro alrededor, pero como no llevábamos la parafernalia de las grandes cámaras, los focos... pasábamos desapercibidos. Nadie pensaba que estuviéramos rodando una película.

“Mi carrera no depende de hacer películas. Doy clases a actores y escribo guiones para otros. Y no se me caen los anillos por eso”.

¿Qué espera de la película una vez que se estrene en las salas? Está claro que por la forma en que está contada la historia, no es un film apto para el gran público...

No, no es 'Tengo ganas de tí' (risas). Yo confío mucho en la emoción en el cine, y creo que por encima del dinero, y de lo comercial, está la emoción del público. Y espero que éste se deje llevar y que la película encuentre a su público.

A falta de la promoción y distribución de '10.000 noches en ninguna parte', ¿tiene ya otro nuevo proyecto entre manos?

Desde la anterior, he tardado ocho años en hacer esta película y confío en no tener que esperar tanto para hacer la siguiente. Pero lo bueno de haber estado rodando durante tres años es que te da tiempo a reflexionar sobre qué tipo de cine quieres hacer, a qué estoy dispuesto a enfrentarme o a permitir. Y mi carrera no está supeditada a hacer películas. Doy clases de interpretación, enseño a actores a construir sus personajes, escribo guiones para otros. Y no se me caen los anillos por eso, sino al contrario, forma parte de mí. Y haber estado estos años trabajando con actores, es algo que vuelve durante el rodaje y te ayuda a destripar esas emociones que ellos tienen que interpretar. Y en cuanto a próximos proyectos, sí, ya hay algo en marcha.


 

 
 

Información relacionada:

Lugares que nos están esperando

La memoria siempre espera

 
Accede a todo el contenido del Área Privada de CineAndCine. Realiza un pago de tan solo 20€ mediante PayPal y tendrás acceso ilimitado durante un año entero.

Publicidad

Últimos blogs

 

También nos interesa