La revista digital del sector audiovisual andaluz
S?guenos en Facebook
S?guenos en Twitter
 

Manuel Bandera: “Málaga es un plató fantástico para rodar”

El actor malagueño interpreta a Hans Christian Andersen en 'La cañada de los ingleses', un cortometraje que estrenará el Festival de Málaga-Cine Español

Carmen BanderaCarmen Bandera|Málaga

Aterrizó en el mundo de la interpretación de una manera casual hace más de 30 años. En todo este tiempo ha hecho teatro, cine, series de televisión, musicales... Ahora espera el estreno de su último trabajo, 'La cañada de los ingleses', dirigida por Víctor Matellano, y que se podrá ver en la previa de la próxima edición del Festival de Málaga. Cine Español. 

Siglo y medio después, Hans Christian Andersen regresa a Málaga, esta vez recreada su visita en forma de rodaje cinematográfico. El actor malagueño Manuel Bandera interpreta al genial escritor danés en 'La cañada de los ingleses', un cortometraje producido por Atrevimiento Films, y en el que colaboran la Embajada de Dinamarca en España, la Málaga Film Office y el Festival malagueño.

¿Cómo llegaste a 'La cañada de los ingleses' y qué te atrajo de este cortometraje?

Víctor Matellano quería contactar conmigo y un amigo en común le dio mi teléfono. Me explicó lo que quería hacer y yo le dije que estaba encantado. Llegamos a un acuerdo rápido. 'La cañada de los ingleses' me pareció muy interesante en todos los sentidos. En primer lugar, conocer a Víctor, que me parece una persona con mucho talento y que hace muy bien las cosas. Además, el guión me pareció muy artístico, onírico, fantástico. Y por último, estaba rodado en Málaga.

¿Cómo era la Málaga del siglo XIX bajo la mirada de Andersen?

Preciosa, como la del siglo XXI. La película capta una estética muy de esa época, muy romántica. Los movimientos de cámara son muy lentos, muy especial. Andersen se enamoró de Málaga y en ese enamoramiento me basé. El corto va a ser especial.

El estreno está previsto para la previa del Festival de Málaga. Cine Español de 2014. Jugar en casa es una ventaja, ¿no?

Siempre que estreno algo en Málaga es muy importante y muy especial para mí. Siempre han ido bien las cosas, así que tengo muchas ganas y mucha esperanza. Yo siempre lo digo, si se puede estrenar en Málaga muchísimo mejor. Tengo muy buena relación con mi gente, siempre me han acogido muy bien y yo estoy encantado.

¿Cómo te has sentido rodando en tu ciudad natal?

Muy bien. Como en casa, nunca mejor dicho. Hemos estado rodando en distintas localizaciones que yo ya conocía. También en la parte Este de Málaga, en la zona de Chilches y había una luz maravillosa. El director nos resaltaba la luz que tiene Málaga que es fantástica. Málaga es un plató fantástico para rodar.

Era la primera vez que trabajabas con Víctor Matellano, ¿qué tal la experiencia?

Muy bien. Muy fácil. Víctor te explica muy bien lo que quiere, coloca muy bien la cámara, la mueve bien. Es fácil rodar con él.

Trabajar con una voz en 'off' ha tenido que ser complicado para el reparto, porque habrá exigido más interpretación

Sí, es más complicado, pero tienes más tiempo para dedicarte a ello porque no te centras en el diálogo, solo en lo que el director quiere rodar y lo que quiere transmitir. Es más difícil, porque no tienes el apoyo de la palabra para transmitir, solo tu imagen, tu mirada, los movimientos. Pero al ser un corto, le puedes dedicar más tiempo.

¿Hay algún momento del rodaje que pueda destacar? ¿Alguna anécdota?

Quizá el rodaje en el mar. Fue complicado porque teníamos que estar los dos dentro del agua con un movimiento hacia arriba, como saliendo del agua. El mar estuvo todo el día como un plato y justo en el momento de rodar hubo un poco de oleaje, lo que nos impedía pisar bien el fondo, la arena se movía mucho y fue difícil sumergirnos los dos y aparecer a la vez. Además, comenzaba a irse el sol y hacía frío pero, por lo que he podido ver, mereció la pena.

Hans Christian Andersen regresa a Málaga

El corto 'La cañada de los ingleses' está escrito y dirigido por Víctor Matellano. La historia, contada en forma de poema visual con tintes fantásticos, rememora el momento real de la visita de Andersen al cementerio inglés de Málaga y fantasea con la búsqueda de la sirenita de su cuento. Acompañan a Manuel Bandera en el reparto Nadia de Santiago, popular por la serie 'Amar es para siempre' entre otros trabajos, así como la actriz danesa Lone Fleming. La narración de la historia corre a cargo de Jack Taylor y de Leonor Watling, mientras que la oscarizada figurinista Yvonne Blake se hace cargo del vestuario y el prestigioso técnico Colin Arthur, artífice de las criaturas de La historia interminable o Conan, de los efectos especiales de maquillaje.

Manuel Bandera es un actor que está largas temporadas desaparecido para el gran público pero cuando regresa lo hace por la puerta grande

Ojalá este sea el caso. Ha habido de todo. He tenido épocas de hacer mucho teatro, mucho musical y he disfrutado mucho también de esta faceta. Esta profesión es muy complicada pero sí he tenido suerte porque he hecho cosas muy interesantes, por lo menos para mí. Si luego han sido más o menos exitosas no lo sé.

La película 'Las cosas del querer' fue la 'culpable' de que entraras en este mundo. ¿Cómo la recuerdas?

Fue el principio de todo. 'Las cosas del querer' fue para mí algo más que una película. Conocí al productor de la cinta en una terraza en Madrid y me dijo que si quería hacer un papel pequeño y acabé siendo el protagonista. Hace muy poco hemos tenido la ocasión de recordarlo, ya que pude presentar con Olivia Molina, la medalla de oro que la Academia del Cine le dio a Ángela Molina por toda su carrera y fue un acto fantástico. El pasado mes de octubre se cumplieron 25 años del rodaje de esa película.

¿Qué otros momentos destacarías de tu carrera profesional?

Ha habido momentos muy importantes y todos los he disfrutado mucho. Destacaría algo de teatro y dos musicales muy buenos, 'Cabaret' y 'Chicago', puestos encima del escenario con mucha profesionalidad. 'Cabaret' era más teatro con canciones, 'Chicago' era un musical al estilo americano, más artístico con el que disfruté muchísimo. Resalto esos dos momentos porque son cosas muy diferentes a las que se hacen en cine.

También has hecho series que han tenido muy buena acogida como 'Bandolera' o 'Amar en tiempos revueltos', ¿cómo te sientes trabajando para la televisión?

Sobre todo momentos de mucha intensidad, muy complicados. Las series diarias son muy difíciles, con mucho trabajo. La última etapa de 'Bandolera' fue tremenda porque tenía acción, caballos, exteriores, etc. El trabajo se complica mucho. Las dos últimas temporadas han sido muy duras pero yo las he disfrutado como un crío. Era un papel muy agradecido, aunque en realidad eran dos, el marqués y el bandolero. Para mí ha sido muy divertido pero muy duro. Trabajas muy al límite pero a la vez aprendes muchísimo.

Como ya hemos comentado, has hecho cine, teatro, televisión, musicales... ¿Dónde te sientes más cómodo?

Me siento cómodo en todos los formatos, pero el teatro tiene una cosa muy especial, es la esencia del mundo de la interpretación y te hace disfrutar mucho. Cuando has tenido éxito y has hecho una función en condiciones y el público aplaude, existe una sensación que no está en el cine ni en la televisión. El teatro tiene muchas connotaciones que lo hacen muy particular.

¿Cuáles son tus próximos proyectos?

De momento, estrenar el corto en el festival y a ver qué tal va. Además, estoy esperando que se pongan en marcha algunos trabajos. El momento es muy delicado y no sabes si el proyecto realmente va a salir o se va a quedar estancado.

¿Qué opinas de la crisis por la que está atravesando el sector?

Es muy complicado, pero yo desde que estoy en esta profesión siempre estoy oyendo que, por ejemplo, el teatro está en crisis, así que estamos acostumbrados. Hay que echarse al camino, trabajar duro y levantar las cosas. Eso es lo que toca. Nos ponen piedras en el camino, con la subida del IVA y este tipo de cosas, pero sabemos movernos en este terreno. Lo bueno de este trabajo es que luego tiene unas recompensas muy grandes y muy gratas.

Te fuiste con dos amigos a Madrid a estudiar Educación Física y luego fuiste bailarín profesional. Tu llegada al mundo de la interpretación fue circunstancial y no vocacional. ¿El camino ha sido duro?

He tenido que ser autodidacta, aunque me haya formado para proyectos concretos. No vengo de escuela, no vengo de método. Aún así, no me puedo quejar. He trabajado con compañeros muy buenos, de los que he aprendido mucho, y he absorbido como una esponja de todo lo que he visto. Yo siempre aconsejo que la gente se prepare y se forme, pero yo lo hice así, me acoplé bien al cine y al teatro y he tenido mucha suerte.

¿Veremos a Manuel Bandera pasear algún día por las playas de Huelin?

No le quepa duda. Lo he pensado muchas veces y ahora que mi hijo es mayor va siendo hora. No tardará mucho el día en que me puedan ver paseando por las playas de Huelin definitivamente. Llevo más de 30 años en Madrid, vine para estudiar y todavía sigo en esta ciudad y ya va tocando volver a mi tierra. No sé cuándo, pero volveré.
 

Accede a todo el contenido del Área Privada de CineAndCine. Realiza un pago de tan solo 20€ mediante PayPal y tendrás acceso ilimitado durante un año entero.

Publicidad

Últimos blogs

 

También nos interesa