La revista digital del sector audiovisual andaluz
S?guenos en Facebook
S?guenos en Twitter
 
×

Notícia

Simple Image Gallery Pro Notice: Joomla!'s /cache folder is not writable. Please correct this folder's permissions, clear your site's cache and retry.

Tamara Arias: ‘En Los Ángeles es fácil tener espíritu de superación y querer ser mejor cada día’

La actriz sevillana, afincada en los Ángeles, ha tenido la oportunidad de participar ya en dos grandes producciones ‘Let it shine’, de Disney Channel, y la prestigiosa serie de televisión ‘Homeland’

Miguel OlidMiguel Olid

Tamara Arias nació en Sevilla en 1980 pero desde hace casi cuatro años reside en Los Ángeles, donde ha impulsado su carrera como actriz que comenzó, como ella misma recuerda, en su infancia, cuando jugaba a ser “princesa, madre de cinco bebés, secretaria, cantante, novia de Indiana Jones…Y luego aquello era tan excitante que seguí haciéndolo en el teatro del instituto, y más tarde en los proyectos de mis compañeros cuando estudiaba realización”.

Y así continuó dando pasos que la llevaron hasta Madrid para estudiar en una escuela de teatro, donde sólo pudo estar un año porque la eligieron para una hacer una gira con una compañía de teatro catalana. Precisamente trabajar en Cataluña le sirvió para “ser un poco camaleón con los acentos y mimetizarme con el medio para tener más posibilidades de personajes”. De hecho, uno de sus primeros personajes fue el de “estudiante catalana” en la serie ‘Un paso adelante’. Y ahora sigue con la misma batalla en Los Ángeles donde asiste a clases de inglés para reducir su acento extranjero y tener más opciones para conseguir una gama más rica de personajes y no limitarse a hacer de latina.

En su familia son varios los que han tenido alguna vinculación con el cine, el teatro y la televisión. Su abuelo Fernando tuvo un cine de verano, el Santa Marina, cerca de la calle San Luis, su hermana mayor, Isabel, estudió interpretación pero al poco cambió de orientación y ahora es diseñadora de vestuario para teatro y posee su propia marca de ropa. En cuanto a la televisión, su tío Miguel Ángel Arias de Saavedra fue productor de Canal Sur en sus inicios. “Yo era pequeña y tengo vagos recuerdos, él siempre me decía que cuando yo fuera mayor me llevaría a una escuela para aprender a actuar”. Quizás fue quien primero vio sus dotes para la interpretación, pero no pudo cumplir su promesa porque falleció muy joven, en 1994.

Su primer largometraje fue la película para televisión ‘Perfecta Piel’, donde tenía dos personajes, mucha acción y muchas situaciones límite, “una gozada” para ella porque “tuve a mi lado en todo momento a una directora maravillosa, Lydia Zimmerman que creó un espacio seguro para mí en el que poder jugar y también guiar en los momentos confusos”. ‘Tu vida en 65’, también de otra directora, María Ripoll, fue su primer largometraje en cine y además con un papel protagonista. Como ella misma recuerda, “fue todo muy emocionante, sentir esas dosis de adrelanina correteando por dentro, desde que te dan el papel hasta que te preparas a entrar en ese mundo nuevo de la historia y, por supuesto, llegar al set cada día era electrificante. Es verdad que en la primera secuencia que rodé, la sensación de vértigo era mucho más intensa. Todavía se me acelera el pulso cuando me acuerdo de ese momento. Luego, el director dice “acción” y nada más importa, ni los nervios, ni el miedo, sólo la emoción de tener esa conversación con la persona que tienes delante, aunque hay 30 personas alrededor pendientes de ella…es mágico, de verdad”. También participó durante dos temporadas en la popular serie ‘Hospital Central’. El método de trabajo de televisión, mucho más rápido que el cine o el teatro, le supuso un “gran entrenamiento”.

‘La decisión de venir a LA la tomé por dos razones: la primera, por amor, y la segunda, por ganas de experimentar el ser extranjero y conocer y aprender historias de culturas diferentes’

Con todo, a pesar de estar labrándose una carrera en España decidió dar el salto e instalarse en California. “La decisión la tomé por dos razones. La primera fue por amor, mi chico se mudaba a Los Angeles…y la segunda, fue por ganas de vivir fuera de mi zona segura, de experimentar el ser extranjero, conocer historias de culturas diferentes y aprender de la gente que está aquí haciendo cosas con otro punto de vista”. Cambiar de país y de idioma le supuso prácticamente tener que empezar de nuevo, así que cuando llevaba suficiente tiempo comenzó a plantearse retomar su carrera de actriz, lo que fue todo un proceso. Lo primero fue buscar un representante, “James, que fue como un ángel. Tuve la suerte de tener una oferta para una película, así que empezamos el proceso de visado de Artista, como le llaman aquí”. Llevó su tiempo, porque tuvo que reunir toda la información acerca de su trabajo y méritos en España, con la dificultad añadida de hacerlo a distancia.

Tamara Arias también se afilió al potente sindicato de actores, el SAG (Screen Actors Guild). Aunque para afiliarse el actor tiene que haber sido contratado previamente en una producción, cuyos contratos hayan sido aprobados por el SAG y aunque normalmente en estos proyectos sólo suelen contratar actores sindicados, siempre hay algún hueco para gente nueva fuera del SAG, “y ahí tienes la posibilidad de que te salga el trabajo y entonces ya está. Ese fue mi caso”.

Formar parte de este sindicato tiene sus ventajas porque además de contar con mejores condiciones en los contratos, ofrecen seguros médicos para el actor y su familia a precios muy bajos. Además, los intérpretes se benefician de la recaudación por los derechos de imagen mundial muy eficiente y alta; cuentan con un conservatorio propio, calendario de actividades de apoyo y numerosas actividades culturales. No sólo en este aspecto es diferente el trabajo de un actor en este país respecto a España. Como señala esta actriz sevillana, le sorprendió la “industria paralela” que hay alrededor de un actor, más allá del set de rodaje. “Aquí, además de artista, el actor es propietario de una empresa, que la forma él a la cabeza y su equipo (manager, agente, publicista, fotógrafo, abogado, coach, etc). Y los actores con determinación y profesionalidad, esto lo tienen muy claro, y dedican buena parte al buen funcionamiento de este lado empresarial”. Por supuesto en ambos países, la preparación continua a la que dedican su tiempo entre papel y papel es similar, pero como subraya ella, “aquí me contagia muchísimo más. En Los Angeles es fácil para mi tener un espíritu de superación diario en cuanto al oficio, de querer cada día ser un poquito mejor y trabajar para ello”. Y en cuanto al dinero, las retribuciones son bastante más altas que en España.

Residir en Los Ángeles le ha posibilitado trabajar ya en dos importantes producciones que se están viendo por todo el mundo: ‘Let it shine’, de Disney Channel, y la prestigiosa serie de televisión ‘Homeland’. La primera es una nueva versión de Cyrano de Bergerac, donde encarna a Flo Ortiz, una presentadora de un programa musical de televisión, EB&FLO, que organiza un concurso para descubrir talentos musicales, a través del cual se desencadena la trama del triángulo amoroso que protagoniza esta historia. La película se rodó en Atlanta, fue una experiencia divertida y la ilusionó bastante. “Desde pequeña he visto en películas que me encantaban ese logo del castillo mágico que abría cada historia en la pantalla. De pronto ver funcionar en primera persona la factoría Disney fue bastante especial y rejuvenecedor. Un despliegue de medios, colorido y luces para las escenas musicales impresionante”.

Y frente a la popularidad de la factoría Disney, el prestigio de ‘Homeland’, con su cosecha de Globos de Oro, excelentes críticas y buena acogida de público. El rodaje tampoco fue en California, sino en Carolina del Norte. “Cuando llegué al set, todo el mundo estaba encantado de estar allí. El ambiente era de total tranquilidad y control, un gustazo. Y me tocó compartir escena con Mandy Patinkin, el mítico Iñigo Montoya en la película ‘La princesa prometida’. Un lujo verle trabajar de cerca, es un buenísimo actor”.

‘Aquí, el actor es, además, propietario de una empresa, que la forma él a la cabeza y su equipo (manager, agente, publicista, fotógrafo, abogado, coach, etc) y los profesionales dedican buena parte de su tiempo al funcionamiento de este lado empresarial’

En California mantiene contacto regular con más andaluces que hacen cine. Hasta el momento ha sido dirigida por el algecireño Alexis Morante y la gaditana Ángeles Reiné en los cortometrajes ‘Matador on the road’, junto a Juan Diego, y ‘Ready to talk’, respectivamente, así como por su pareja, Sergio Abuja, en ‘Waterline’. “Lo genial es que son muy diferentes entre ellos; creo que cada uno tiene un estilo y un tipo de historias y personajes muy propios. Para mí, trabajar con ellos ha sido una oportunidad para explorar tres historias completamente distintas. Y además sí que nos apoyamos todos mucho estando tan lejos de casa”.

También ha probado suerte como productora en cuatro cortometrajes, rodados también en Estados Unidos, lo que le ha permitido, tal como reconoce, aprender mucho al estar en el otro lado de un proyecto. “Puede ser muy creativa también, algo que no pensaba antes y también es muy dura, desde luego. Es como un trabajo en la sombra, pero muy gratificante, porque estás en todas las fases del proyecto de principio a fin”. Aunque por el momento está centrada de lleno en la actuación, más adelante le encantaría producir ficción y también documentales.

Después de casi cuatro años en Los Ángeles no puede afirmar si su residencia allí será permanente o al cabo del tiempo volverá a España. De momento ve muchas ventajas quedarse donde está, “sobre todo en este momento en el que nuestro querido país pasa por un momento muy triste y desolador de injusticia social, de falta de sentido común y de desigualdades crecientes en las que no dejan espacio para progresar y crecer como individuos y como sociedad”. Pero tal como señala, el principal inconveniente es no estar cerca de su familia.


{gallery}2012/galerias/Entrevistas/Tamara-Arias{/gallery}

Accede a todo el contenido del Área Privada de CineAndCine. Realiza un pago de tan solo 20€ mediante PayPal y tendrás acceso ilimitado durante un año entero.

Publicidad

Últimos blogs

 

También nos interesa