La revista digital del sector audiovisual andaluz
S?guenos en Facebook
S?guenos en Twitter
 

Natalia de Molina: "Me gustaría ir a los Goya con mi madre"

La andaluza opta a su primer Goya como actriz revelación por su debut en ‘Vivir es fácil con los ojos cerrados’

Marta JiménezMarta Jiménez|Madrid

A Natalia de Molina le han traído los reyes una nominación al Goya como actriz revelación. Que eso le ocurra a alguien con 24 años y su primera película, 'Vivir es fácil con los ojos cerrados', es un pequeño milagro. Por eso fue de las primeras actrices nominadas en pisar la sede de la Academia del Cine en Madrid el pasado martes, tras conocerse las candidaturas de este año a los premios del cine español.

La actriz -nacida en Linares, criada en Granada, con un año de bachillerato en Almería, la carrera de interpretación en la ESAD de Málaga y actualmente residiendo en el madrileño Lavapiés- llegó acompañada de su particular rey mago, el director David Trueba, que no abandonó su estatus de hombre tranquilo a pesar de las siete nominaciones que le han caído a su última película.

¿No te parece bonito que tres de las cuatro actrices nominadas en tu categoría seáis andaluzas ( Belén López por '15 años y un día' y María Morales por 'Todas las mujeres'). Además,  la cuarta lo es por una película andaluza (Olimpia Melinte por 'Caníbal')?

¿María Morales es también andaluza? No lo sabía. Me parece muy bien. Si es que hay mucho arte en Andalucía. Estoy muy contenta.

En San Sebastián nos dijiste que habías pasado unos días inolvidables. Después vino el estreno de la película ¿Sigues con la misma sensación?

Súper bien también. La gente ha recibido la película estupendamente, ha habido unas críticas estupendas y ha llegado el mensaje. Ha sido de mejor en mejor.

¿Y ha llamado más trabajo a tu puerta?

No me ha llegado trabajo aun. Hice un corto con Nacho López y Gorka Ochoa y ya está. No he hecho ni pruebas siquiera porque la cosa está fatal. Espero que esto sea un trampolín. Yo ya he cumplido mi sueño de hacer una película, una gran película, porque la considero así.

Va a ser un mes muy largo...

O el mes más corto no lo sé, la verdad. A lo mejor se me pasa volando. Quiero disfrutarlo y comérmelo por las patas de arriba abajo.

¿Quién te acompañará a la ceremonia?

No lo sé. Me gustaría ir con mi madre, quiero compartirlo  con ella, que se lo merece. Es un momento único en la vida y quiero que lo viva conmigo

Pero antes sabrás si te dan el premio del cine andaluz, el ASECAN a la mejor interpretación femenina, por el que también compites con Belén López

Que es una actriz que me encanta. Lo de ASECAN ha sido una sorpresa y me hace mucha ilusión que también esté nominado Paco Tous (Por 'Somos gente honrada'), compañero de mi tío Pepe (Quero) en Los Ulen.

 

“Lo de ASECAN ha sido una sorpresa y me hace mucha ilusión que también esté nominado Paco Tous”

La actriz ha aportado frescura a la deliciosa comedia de David Trueba. Ella, que por su voz y su rostro podría pertenecer a la tipología de actriz que encarna María Valverde, ha vivido la experiencia desde que la película se estrenara en la sección oficial del festival donostiarra con la emoción al borde de la lágrima, teniendo que buscar de vez en cuando el aire para respirar hondo, justo igual que escapaba a ver el mar del Cabo de Gata durante el rodaje de la película.

Forjada en el cabaret burlesque en Madrid, donde ahora vive, Natalia hizo la prueba para el filme con acento castellano y Trueba la descartó porque buscaba a una actriz con acento andaluz. Menos mal que tuvo una segunda oportunidad y el director le preguntó de dónde era. Así pudo sacar un acento que enamoró a Trueba de inmediato y a ella le hizo lograr el sueño que llevaba años persiguiendo: rodar una película.

¿Cuántas veces te habían dicho que para conseguir un papel tenías que sacudirte el acento andaluz?

Muchísimas. Que había que pronunciarlo todo correctamente. No solo nos pasa a los actores andaluces, también a los canarios. Por ejemplo, Kira Miró habla perfectamente castellano. Es algo que debería cambiar porque la riqueza de España y de muchos otros países es la variedad de acentos, algo que da verdad a las cosas. Pero bueno, siempre está bien tener el acento neutral y si te lo piden, pues cambiarlo.

¿Pero a partir de ahora preguntarás, no?

(Risas) Intentaré enterarme antes de qué acento tiene el personaje. Aquí no leí que Belén (su personaje) era malagueña. Si lo llego a saber…Lo bueno es que él (Trueba) se quedara con aquello de que podría ser andaluza. Los grandes actores americanos que yo admiro trabajan mucho el acento y la voz y no les marcan tanto los directores como aquí. Pero bueno, tuve la suerte de que David quisiera volver a verme y pedirme que lo hiciera en andaluz. Ha sido todo muy mágico.

¿Es tan buen tipo David Trueba como parece?

Sí. En su caso las apariencias no engañan. Es una persona súper tranquila, sabe lo que quiere, te trata muy bien. Es amor. Es una persona muy entrañable y me encanta que me hable porque aprendo muchísimo. Pero en general todo el equipo ha sido muy buena gente. Yo no sé si serán así todos los rodajes, pero ojalá. Ha sido como estar en familia.

Dime una enseñanza que hayas aprendido de él...

Estaba muy asustada con mi primer papel protagonista y había demasiadas cosas que no controlaba, así que temía que tuvieran que parar escenas por mi culpa. David lo que me ha enseñado es a despreocuparme, que mi trabajo es disfrutar, que juegue y que si hay algo que repetir, se repite. Logró quitarme esa presión que tenía de estar entre grandes profesionales y sentir que por mi culpa un día de rodaje se viera afectado.

¿Y de Javier Cámara?

¡Que es un monstruo! Me lo he pasado bomba. Es un actor que dos segundos antes de empezar una toma, con la claqueta, está haciendo tonterías para que nos riamos todos y dicen acción y se transforma. Sólo con mirarlo y oírlo y ver cómo trabaja he aprendido tanto… Además, es súper generoso, me ha ayudado muchísimo. Ha sido un gran maestro. Había una secuencia que me daba miedo porque se iba a ver realmente a la Belén más débil. Él me tranquilizaba dándome un abrazo antes de cada toma y me decía: “tú déjate, que las grandes tienen que hacer 20 tomas muchas veces”. Es muy buena persona.

En la película tarareas una canción, ¿te sirvió tu etapa de cabaret?

Pues eso no me dio miedo porque era una cosa muy sutil, si no otro día que David me pidió que me aprendiese ‘Strawberry fields (forever)' para cantarla con Javier tocando la guitarra y tener ese recuerdo del rodaje. Yo estaba muy cagada porque estaba todo el equipo delante y aunque cante y haya estudiado canto, no me considero cantante y me daba mucha vergüenza. Aun no la he visto (esa secuencia no está en la película).

 

 

¿Y lo de bailar el twist?

Eso fue muy divertido. No estaba en el guión esa secuencia y un día de reunión David nos dijo a Francesc y a mí que íbamos a bailar un twist y que teníamos que improvisar. Yo estuve mirando videos que me había mandado David. Hubo otra secuencia improvisada que además fue en mi primer día de rodaje y me lo dijo en el momento mismo de rodaje. Yo que estaba cagada, era mi primer día y me pone a improvisar en una secuencia, pues me salió urticaria y todo. Pero luego no fue nada, una secuencia de sólo unos segundos.

Tu otro compañero de rodaje, Francesc Colomer, debutó siendo aun más joven que tú en ‘Pa negre’…

Sí, me contó un poco su experiencia. Tenía 11 años y lo cogieron de un casting en su colegio pero al ser tan pequeño lo vivió todo como que no se enteró mucho. Yo, sin embargo, llevaba muchos años luchando, haciendo muchas pruebas, me han dicho muchas veces que no, tanto que a veces me decía a mí misma que a lo mejor no tengo que dedicarme a esto, pero por otro lado me decía que sí, que amo esto. Y que el sí haya sido esta película hace que haya merecido la pena el luchar (se emociona). Lo vives con mucha felicidad.

¿Y tu familia qué dice?

Mi padre es beatlemaniaco, tenía un grupo de amigos y cada uno era un Beatle, así que la película gire en torno a John Lennon y que se haya rodado en Almería ha sido también mágico para él…

¿Has escuchado mucho a los Beatles durante el rodaje?

Claro. Y a John. A John Lennon lo he escuchado muchísimo. Mi banda sonora mental tenía que ser esa.

¿Tienes algún lugar favorito del Cabo de Gata?

Hay tantos y tan bonitos todos. Hubo un día que tenía descanso y me fui a andar cerca de donde estábamos, en Rodalquilar. Me perdí por un camino y llegué a una cala muy chiquitita que me pareció preciosa y en donde no había absolutamente nadie.

¿Vivir es fácil con los ojos cerrados?

Es más fácil vivir con los ojos cerrados, pero creo que es mejor tenerlos abiertos y cerrarlos cuando tú quieras. Hay que abrirlos para saber cómo son las cosas y para que no te engañen. Tener la capacidad de decir esto quiero verlo y esto no, la capacidad de lección entre sueño y realidad.

 

Información relacionada

El ‘Profesor Pepper’ y el campo de fresas

Canciones que cambian la vida

El filme "almeriense" de David Trueba llegará a los cines el 31 de octubre

Vivir es fácil…’ entre bambalinas

David Trueba comienza a rodar en Almería ‘Vivir es fácil con los ojos cerrados’

 

Accede a todo el contenido del Área Privada de CineAndCine. Realiza un pago de tan solo 20€ mediante PayPal y tendrás acceso ilimitado durante un año entero.

Publicidad

Últimos blogs

 

También nos interesa