La revista digital del sector audiovisual andaluz
S?guenos en Facebook
S?guenos en Twitter
 

Petra Martínez: "Me gusta mucho decir que soy andaluza, que soy de Jaén, que soy de Linares"

La veterana y todoterreno actriz es candidata a los Premios Feroz como mejor actriz de reparto por ‘Todas las mujeres’

M Amelia BrenesM Amelia Brenes|Jaén

Muchos ignoran su nombre, pero pocos son indiferentes a su voz. Petra Martínez (Linares, Jaén 1944) se ha convertido poco a poco en un rostro habitual en series españolas ('Vive cantando', 'Gran reserva. El origen', 'Amar en tiempos revueltos') y cada vez más presente en la gran pantalla ('Todas las mujeres', 'Mientras duermes', 'Nacidas para sufrir', 'La mala educación', 'Noviembre').

Sin embargo, y a pesar de los flirteos constantes con otros medios, siempre vuelve a las tablas, a las que se subió por primera vez hace más de cuarenta años. En todo este tiempo ha dado vida a decenas de personajes, la mayoría junto a su compañero de trabajo y de vida Juan Margallo, con quien fundó en 1985 la compañía Uroc Teatro. Con ella ha girado últimamente interpretando a 'La madre pasota'. Ahora prepara 'Una mujer en la ventana', que ya representó cuando tenía 29 años. De eso y mucho más ha hablado con CineAndCine.

No mucha gente sabe de su origen jiennense, que por otra parte fue casual, porque su familia no era de allí.

Realmente no fue casual, fue un castigo, cuando volvieron del exilio, al acabar la Guerra Civil. Después de un juicio le mandaron a Linares y no podía salir de allí. Realmente al final no fue un castigo, pues, según mis padres y mis hermanos mayores, fueron siete años que, gracias a la solidaridad de la gente de Linares, se encontraron enseguida como en su casa.

En 2010 le otorgaron uno de los Premios Mujer Linares, así que está claro que su tierra la aprecia, pero ¿ha tenido una relación real con Jaén a lo largo de su vida?

De pequeña sí. Mis padrinos Vivian en Vadollano y yo solía ir muchos veranos a pasarlo allí. Para mí Linares, aunque no he vivido allí más que los tres primeros años de mi vida, es curioso pero lo siento como mi patria chica. Me gusta mucho decir que soy andaluza, que soy de Jaén, que soy de Linares.

Empezó en las tablas en los años 70 y nunca las ha abandonado. ¿Es usted, sobre todo, una mujer de teatro?

El teatro es realmente mi profesión, es donde más a gusto me encuentro, sobre todo teniendo en cuenta que, desde aquellos años 70, es donde más he trabajado.

¿Qué le parece eso que piensan algunos de que el teatro debe renovarse?

Bueno, claro que estoy de acuerdo, por supuesto todo tiene que renovarse y el teatro también lo necesita. Pero yo creo que la gente de teatro lo estamos intentando haciendo textos, buscando diferentes formatos y con espacios que hasta hace poco no se podía uno imaginar que se pudiera hacer teatro.

¿El arte debe ser comprometido? ¿Lo es?

Yo sí creo que el teatro debe ser comprometido. Tenemos la suerte de tener una profesión en la que podemos decir lo que pensamos y creo que es nuestra obligación poner en tela de juicio, de formas distintas, lo que está pasando en nuestro país, política, y socialmente.

Una profesión no vive su mejor momento, pero hay quien dice que nunca lo vivió. ¿Qué opina usted, el arte siempre estuvo en crisis?

Yo desde que tengo uso de razón siempre he oído que el teatro está en crisis. Pero, bueno, hay diferentes formas de estar en crisis. Ahora por ejemplo, a nivel económico, es realmente una crisis profunda. El IVA está haciendo mucho daño. De todas formas, como dice mi compañero Juan Margallo, es difícil que puedan con nosotros.
 

Casi simepre he hecho teatro cómico, pero en cine y televisión la mayoría han sido papeles dramáticos"

El IVA es uno de los temas candentes en este momento
 

Ha sido una puñalada. Date cuenta que es el 21 por ciento, casi una cuarta parte de lo que cuesta una butaca, más luego quítale impuestos, derechos de autor, publicidad y por lo general lo que te dan en los teatros es el 50 por ciento, así que haz cálculos.

Repasando su carrera no se puede decir que usted sea actriz cómica o dramática, como es el caso de muchos, que tienden a un género u otro. ¿Cree que inclinarse hacia un tipo de papel sería autolimitarse?

Mi caso es muy curioso. Yo, en teatro, la mayoría de las veces siempre he hecho teatro cómico y es lo que a mí me gusta mucho. Pero en cine y televisión casi siempre he hecho papeles dramáticos. Las cosas no son siempre iguales: hay actores que siempre hacen lo mismo y son maravillosos y hay otros que cada personaje es completamente distinto y no te puedes creer que lo haga tan bien.

Su solvencia y talento han quedado más que demostrados a lo largo de toda su carrera; sin embargo, el gran público reconoce más su cara que su nombre. ¿A qué cree que se debe?

Hay gente que me reconoce por la calle, pero curiosamente más que por nada por la voz. Yo solo puedo estar agradecida a la gente que se me acerca y me saluda con mucha educación y mucho cariño. La mayoría de ellos no sabe cómo me llamo, es verdad, pero es normal, te ven en la televisión, pero no se quedan con el nombre.

¿Le molesta?
No, la verdad es que no me molesta. A mí me pasa lo mismo.

En los últimos tiempos la hemos visto mucho en televisión, que en general aporta visibilidad y mayores beneficios que otros medios. ¿Qué le aporta a usted?

Yo he tenido mucha suerte. He trabajado en series con gente estupenda. Por supuesto que me ha aportado mucho, no solamente lo que supone que te conozcan un poco más y te sirva para que venga más gente a verte al teatro, también aprendes mucho; date cuenta que en televisión todo es muy rápido, casi no se ensaya, te dan el texto y te lo tienes que aprender en muy poco tiempo, en fin, que te fuerza a trabajar mucho la cabeza. Es interesante.

La mayoría de los actores no tenemos Goya. Por supuesto que me gustaría tenerlo, pero te puedo asegurar que no pienso mucho en premios ”

En cine le hemos visto grandes interpretaciones. La de Amparo en 'Todas las mujeres' es digna de un Goya según muchos (al que al final no ha sido nominada).

Estoy encantada con esa película. De momento estoy nominada para un premio nuevo que ha salido este año que se llama Feroz. Es difícil lo del Goya, somos muchos actores y realmente hay interpretaciones geniales.

El Premio de la Academia no está en su estantería. ¿Echa de menos ese reconocimiento?

Bueno la mayoría de los actores no tenemos Goya. Por supuesto que me gustaría tenerlo, pero te puedo asegurar que no pienso mucho en premios.

En todos estos años ha dado vida a muchos personajes. ¿Alguno que le haya marcado especialmente, personal o profesionalmente?

Pues mira ahora casualmente estoy a punto de estrenar una obra que se llama 'Una mujer en la ventana'; la hice con 29 años y la señora que interpretaba tenía 69, y ahora la vuelvo a hacer con su edad y me está produciendo muchas sensaciones extrañas, pero satisfactorias.
Hablando de edad, a la suya la gente piensa en jubilarse, pero usted parece más activa que nunca.

¿Se plantea dejar de actuar?

De momento no, estoy contenta interpretando, pero por supuesto cada día me gusta más tener tiempo. Esta profesión nuestra es como una terapia, te viene muy bien para el cuerpo y para la mente. La suerte es que tanto mi compañero y yo hacemos en teatro lo que realmente queremos hacer.

¿Cómo ve el futuro de este país?

Lo veo muy mal. Bueno, no para todo el mundo, pues el otro día me entere de que desde que ha empezado la crisis hay un 13 por ciento más de ricos en España. Pero desde luego para la mayoría de la gente va a ser muy duro.

¿Y el suyo?

Tenemos la suerte de que estamos entre los que cobraremos la jubilación y de momento seguimos contrabajo en esto del teatro, que te da muchas alegrías, aunque no tanto dinero.

 

 

Accede a todo el contenido del Área Privada de CineAndCine. Realiza un pago de tan solo 20€ mediante PayPal y tendrás acceso ilimitado durante un año entero.

Publicidad

Últimos blogs

 

También nos interesa