La revista digital del sector audiovisual andaluz
S?guenos en Facebook
S?guenos en Twitter
 
×

Notícia

Simple Image Gallery Pro Notice: Joomla!'s /cache folder is not writable. Please correct this folder's permissions, clear your site's cache and retry.

Mariano Peña: "Telecinco debería mimarnos un poco más"

El actor asegura que le apetecería realizar un papel dramático que eclipsara a Mauricio Colmenero

Javier GuillénJavier Guillén

Nació en la localidad onubense de Manzanilla en 1960. Según nos cuenta el propio protagonista, desde entonces e, incluso, antes --en el vientre de su madre-- quería ser actor. Por eso, desde que vio una función en el internado donde se encontraban sus primos, tuvo claro que ésta sería su profesión. Mariano Peña (Mauricio Colmenero en la serie de Telecinco 'Aída') no rehúye de ser andaluz, es más, asegura sentirse orgullo de tener las raíces que tiene, y esto lo demuestra estando siempre presente en cualquier evento de promoción de su provincia o cuando habla de su tierra.

A Mariano Peña le ha llegado el éxito algo tarde, pero prefiere que sea así a que le hubiera llegado de una forma fugaz. Este actor de teatro, cine, televisión y doblaje, y pintor --aunque estos menesteres lo haya dejado un poco a un lado-- atiende a CineAndCine desde la localidad que le ha visto dar sus primeras brazas, sus primeros baños en el mar, desde su querida Punta Umbría (Huelva).

¿Cuándo se da cuenta de que lo que realmente quiere es ser actor?

Yo siempre he dicho de guasa que quería ser actor desde que estaba en el vientre de mi madre. Desde pequeño empecé a descubrir los libros de lecturas de romances. Sin embargo, recuerdo que fui un día con mis padres a un acto de fin de curso en un internado para ver a mis primos y cuando entré en ese teatro, con esas butacas rojas y el telón, me quedé entusiasmado. Fue mágico cuando se apagaron las luces y en ese trocito rectangular (el escenario) empezó a desarrollarse una historia. Tal fue mi impacto que al finalizar la función teatral le dije a mis padres que me quería quedar allí interno. A partir de ahí, empecé a escribir obras de teatro y no se me quitó la idea de querer ser actor.

Tras finalizar el internado viaja hasta Sevilla para estudiar Arte Dramático, pero también Bellas Artes...

Lo de estudiar Bellas Artes fue un poco trampa para mis padres, ya que ellos me obligaron a hacer un carrera con título. Decían que la carrera de interpretación era muy complicada y que iba a ser muy difícil llegar a subsistir siendo actor. Entonces, elegí Bellas Artes porque desde pequeño pintaba y, además, creía que me iba a quitar poco tiempo para estudiar interpretación... por lo menos eso es lo que yo creía (risas). Me salió bien la jugada porque los dos estudios, que realicé a la vez, me encantaron. Eso sí, para mi no fue un esfuerzo ni un sacrificio, como dicen por aquí... sarna con gusto no pica.

¿Cómo recuerda su primer trabajo profesional?

Pues después de estar mucho tiempo en paro y mis padres insistiéndome en que opositara, me presenté a una prueba abierta en el Centro Andaluz de Teatro para actuar en la obra 'Los borrachos', dirigida por Alfonso Zurro. Desde entonces, no paré de trabajar, aunque también se mezcló que yo ya estaba haciendo doblaje.

Muchas personas no sabrán que usted fue la voz de, entre otros, el Maestro Mutenroshi de la serie de animación 'Dragon Ball' ¿Cómo surgió esta oportunidad?

Pues terminé las dos carreras y no salía nada, y lo que había era poca cosa. Éramos chavales con mucha ilusión, pero con poco dinero. Mientras tanto, los padres metían presión para que hiciéramos algo de provecho. Fue aquí cuando una compañera me comentó que debido a la apertura próxima de Canal Sur iba a comenzar a abrirse muchos estudios de doblaje en Sevilla. Por este motivo, uno de estos estudios impartió un curso de doblaje y me apunté. Desde entonces, me dediqué al mundo del doblaje mucho tiempo, unos 12 años.

Y de todos los personajes que ha doblado ¿cuál recuerda con más cariño?

Sinceramente, que haya repercutido en los espectadores, el del 'Maestro Mutenroshi'. Aunque también he doblado muchos personajes de película, pero que sólo salían una vez. También recuerdo con mucha ternura, por la anécdota, el doblaje de la versión moderna de 'Montoya y Tarantos', con Cristina Hoyos y Antonio Canales muy jovencito. Yo le puse la voz a Antonio Canales (risas). Son recuerdos de los que te quedan flashes importantes. Aunque hice muchos más, por ejemplo el señor Wilson de 'Daniel, el travieso' o el abuelo de 'El gato Isidoro'. Eso si, todos ellos a nivel de Canal Sur.

Cuando me preguntan si el éxito me ha llegado tarde yo siempre respondo que se lo digan a María Galiana

¿Considera que el éxito le ha llegado tarde?

El momento nunca se sabe cuándo es o cuándo no es, hay que dejarlo un poco en mano del destino. A veces te llega cuando tiene que llegar y otras nunca te llega. Cuando me preguntan esto yo siempre respondo que se lo digan a María Galiana, que le llegó en el cine con 'Solas'. Si hubiera sido por mí, pues que me hubiera llegado con 20 años, pero me da mucho miedo esa fama efímera, loca, de sprint como le pasa en la actualidad a los jóvenes actores de diferentes series, porque la serie se termina y ni tienen tablas ni experiencia para soportar todo aquello. En definitiva, pienso que me ha llegado en su momento.

Y a usted le ha llegado con 'Aída' ¿Qué tiene esta serie que ya va a cumplir diez años en televisión?

Por supuesto y lo principal es que hay un texto maravilloso realizado por un estupendo equipo de guionistas que proviene de la escuela de 'Siete vidas'. También, pienso que se debe a que trata el barrio tal y como es, con mucho humor, pero es un barrio perfectamente reconocible donde el gordo se ríe del flaco, el flaco del gordo y el guapo del feo. En este sentido, los personajes son perfectamente reconocibles. Todo el mundo tiene una choni en el barrio que se va de botellona, un ex-yonki o un franquista tirano que le importa todo un comino. Además, son personajes graciosos y que la mayoría de la población tiene como mínimo tres en su barrio. Yo creo que aquí esta la clave del éxito.

Y siendo Mauricio Colmenero tan tirano como es ¿Qué tiene que tanto gusta a la audiencia?

Yo pienso que es porque Mauricio tiene muy poca vergüenza y es un descarado. Es igual que cuando un crío te suelta una barbaridad con tan poca vergüenza que te produce una carcajada. Por otro lado, cuando me cayó el personaje de Mauricio pensé que el mundo me iba a odiar, pero en el fondo tiene ternura, que no sé si se la he dado yo o venía intrínseco en el texto. Es que Mauricio es un pobre hombre frustrado. Yo creo que eso ha sido lo que le ha enganchado a la serie.

Ahora se ha atrevido además a hacer doblete en la serie con la señora Eulalia, madre de Mauricio ¿Cómo surgió esta idea?

Es un guiño, una travesura. La idea me surgió un día hablando en broma con el equipo de la serie, diciéndole que la madre de Mauricio debería de ser como la madre de Norman Bates en 'Psicosis' y les pedí que, si algún día saliera en la serie, era para mí ese personaje. La primera vez que apareció fue en un sueño de Mauricio, actuando yo vestido de madre, y les divirtió mucho a los guionistas. A partir de ahí, cada vez ha salido más y más. Es igual que el típico personaje que empieza diciendo una palabra, luego dos y termina realizando una spin off (risas).

No se puede abusar de los cambios en la programación de Aída por tener un público fiel... Hasta que, como se dice en nuestra tierra, la gente pegue un taconazo

Telecinco suspendió por sorpresa la serie debido a la Eurocopa y ahora la ha retomado nuevamente ¿Que opinión le merecen estos cambios de programación?

Pienso que Telecinco debería mimarnos un poco más, ya que somos una serie líder de audiencia. No sé como cortan sin avisar, porque antes había un miramiento y se lo comunicaban a los guionistas para dejar la serie en suspense. Ahora, en cambio, cuando le viene bien corta y me parece muy mal, porque además luego la retoma cuando le interesa sin ningún tipo de publicidad especial. Nos merecemos que se trate a la serie con un poco más de respeto porque es un programa que lleva en cartel nueve años siendo líder de audiencia. No se puede abusar de este tipo de práctica por tener un público fiel... Porque lo será hasta que, como se dice en nuestra tierra, la gente pegue un taconazo.

Carmen Machi y Ana Mª Polvorosa abandonaron la serie y esta temporada Paco León estará algo ausente en la trama ¿Pasa factura una serie con tantos años en antena?

Evidentemente si que dices... pues me gustaría hacer otras cosas, pero tenemos un verano de tres meses para hacerlas. Personalmente, yo le debo mucho a Mauricio, y tal y como está el patio... Porque la crisis también ha llegado a este mundo y sé de compañeros que ahora están con una mano adelante y otra atrás, así que pienso eso de "Virgencita por lo menos que me quede como estoy". Es que tampoco hay ofertas maravillosas.

¿Queda mucha 'Aída' por ver?

De broma, entre compañeros, decimos que Paz -Melani Olivares- será una vieja horrible y nosotros seguiremos grabando la serie (entre risas). Yo creo que 'Aída' está en plena madurez y, de momento, el público sigue siendo fiel. Es alucinante que la serie se llame 'Aída', que se haya ido su protagonista, y que siga funcionando.

¿Tiene miedo a un posible fin de la serie?

No quiero quedar de pedante, pero tengo muchas ofertas. Lo que pasa es que estamos hablando de cambiar, y si se cambia que sea para mejor, pero a priori de lectura, no me ha llegado todavía un personaje por el que merezca la pena dejar la serie. Me apetecería que apareciera otro personaje más brillante y que, incluso, eclipsara a Mauricio, pero sí reconozco que son personajes (los de la serie) que van a quedar para la historia, por lo que va a ser muy difícil superarlo. Eso sí que me da un poco de miedo.

¿Qué tipo de personaje le apetecería interpretar?

Me gustaría hacer algo dramático, ya que llevo nueve años en comedia y mucha gente me reconoce por este género. Me apetece un personaje de verdad, que yo me lo crea, de carne y hueso, no uno de cartón.

Benito Zambrano con 'Padre coraje' abrió puertas a muchos actores andaluces al hacer una película donde el 99% de los actores eran de la tierra

En 'Aída' como mínimo hay tres andaluces. Usted, Paco León y Pepa Rus ¿están de moda?

No sé si estamos de moda o no, pero lo que sí es cierto es que estuvimos mucho tiempo malditos, con el estigma de que “eres andaluz y no me sirves”. El catalán podía realizar un personaje hablando con la L catalana y no pasaba nada, pero si el andaluz se relajaba un poco con la S, ya la había fastidiado. Pienso que Benito Zambrano con 'Padre coraje' abrió puertas a muchos actores andaluces al hacer una película donde el 99% de los actores eran de la tierra. En aquel tiempo la gente de este mundo decía que de dónde habían salido esos pedazos de actores tan maravillosos.

¿Cómo lleva la popularidad?

A ratos, ni bien ni mal. Hay día que te duele la muela o tienes problemas familiares y viene el gracioso de turno con dos copitas de más, cogiéndote del cuello sin tu permiso. Yo entiendo que el público nos conozca, porque nos metemos en su casa todos los domingos, pero hay gente que te trata como de la familia, que yo para ellos lo soy, pero ellos para mí no. Sobre todo, hay muy poco respeto en las fiestas populares donde la gente tiene ganas de guasa. Tanto es así que no puedo disfrutar de una procesión o de una feria tranquilamente. Sin embargo, lo que más rabia me da son las fotos robadas, cuando uno está relajado en la sombrilla de la playa y el padre le hace una foto a su hija contigo de fondo. También tengo que decir que me cuesta mucho decir que no a los fans que se acercan para pedirme una foto y que claro que es gratificante escuchar a la gente las frases que dice Mauricio. Yo me emocio. Pero la verdad es que el fontanero arregla el grifo, sale del piso y se quita el mono; y yo no dejo de ser Mauricio Colmenero en todo el día, para la gente evidentemente.

Ha recibido numerosos premios, entre ellos, el de hijo predilecto de Huelva, la distinción de la Junta de Andalucía, la medalla de Huelva a la Cultura y Mejor actor secundario de la Unión de Actores. ¿Con cuál se queda?

Me quedo primero con el de mi pueblo que me reconoce como hijo predilecto, y porque es mi pueblo (exagerando la vocalización). Luego viene el de Huelva y también el de Punta Umbría, que tanto me mima. En cuanto a los profesionales, tengo que decir que no es lo mismo que te den un Goya, que es maravilloso, a que te reconozca la Unión de Actores, que son tus propios compañeros los que te han votado. Así que para mi tiene mucho valor, aunque quizás no tenga tanta transcendencia.

¿Algún proyecto aparte de la grabación de la serie 'Aída'?

Proyectos de momento no. Me da mucho vértigo compaginar la serie con el teatro, como algunos de mis compañeros que están todo el rato mirando el reloj, corriendo de un lado para otro. Yo necesito estar una hora antes en el teatro, repasar el texto, quitarme un poco del personaje anterior. Aparte, hay una película donde seguramente haga un cameo.

 

{gallery}2012/galerias/Entrevistas/mariano-pena{/gallery}

Accede a todo el contenido del Área Privada de CineAndCine. Realiza un pago de tan solo 20€ mediante PayPal y tendrás acceso ilimitado durante un año entero.

Publicidad

Últimos blogs

 

También nos interesa