La revista digital del sector audiovisual andaluz
S?guenos en Facebook
S?guenos en Twitter
 

Así suenan las ciudades andaluzas

Concluye el rodaje del documental ‘Sonora: Andalucía’, un recorrido por la música en las calles de nuestra región

Bruno PadillaBruno Padilla|Sevilla

Entre 1927 y 1928, tuvo lugar en Sevilla la urbanización del espacio que hoy se conoce como Puerta de Jerez, creando la actual plaza como continuación de la Avenida de la Constitución. Más de ocho décadas después, el grupo hispalense de música O Sister! recrea el sonido de aquellos años, pero trasladándose a Estados Unidos y a los orígenes del swing.

Es una de las bandas que aparecerán en ‘Sonora: Andalucía’, un documental que recoge actuaciones de músicos en las calles de las distintas ciudades andaluzas, tratando de responder a una pregunta: ¿a qué suena Andalucía? Pues a decir verdad, en este soleado mediodía en Sevilla y ante una marea de curiosos, fans de O Sister! y extravagantes turistas que, despistados, se cuelan en el improvisado espacio de rodaje, Andalucía suena bastante bien.

‘Sonora’ pretende ser un ciclo documental que se mueva entre la road movie, el documental antropológico y lo experimental, centrado en recoger el sonido de los lugares que retrata y la forma en que configura los espacios que habitamos. La idea parte de Jorge Marín, experimentado director de sonido y uno de los socios fundadores de la productora Arte Sonora Estudios: “Un día, paseando por la calle, me topé con un saxofonista que sonaba increíble. No era sólo su interpretación musical, sino el espacio que había elegido para tocar. Me llamó mucho la atención el hecho de que el propio músico se hubiera preocupado de que aquello sonara bien en la calle”. A partir de ahí, Jorge se empezó a plantear cómo la calle podía resultar un escenario, un medio de expresión o un escaparate para los músicos. “Fue entonces cuando nos decidimos a hacer un documental por toda Andalucía”, explica a CineAndCine, “tratando de descubrir no sólo a los músicos que tocan en la calle sino también a qué suenan las ciudades andaluzas, cuál es su universo sonoro, y combinarlo en un solo retrato que representara a la región”.

El documental se estructurará en torno al pulso de esa ciudad andaluza que es mezcla de todas: el espectador pasará un día entero en ella, irá descubriendo el tempo en que se mueve (la ciudad se despierta, trabaja, duerme…) y, en función del mismo, asistirá a actuaciones musicales de lo más diversas, junto a entrevistas con los músicos. Samuel Sánchez, guionista y realizador de ‘Sonora: Andalucía’, explica así la evolución que ha ido experimentando el proyecto a medida que avanzaban en el rodaje: “Al ir grabando y entrevistando a los músicos callejeros, nos hemos dado cuenta de que tienen mucha más calidad de lo que pensábamos. Al principio lo planteábamos más como un documental de ensayo, porque nos interesaba en esencia el sonido. Pero luego hemos virado más hacia el documental musical, donde el contenido principal son los propios músicos, sus vidas y su experiencia en la calle”.


El sonido de la experiencia

Uno de los grandes retos del documental ha sido grabar en la vía pública, sobre todo a la hora de recoger el sonido ambiente, dada la trascendencia que tiene en este proyecto. Según Jorge Marín, “tienes que replantearte cómo lo vas a grabar, en función del tipo de grupo y el estilo de música. Yo había hecho mucho sonido directo antes, así que me sé manejar en este tipo de grabaciones. Pero aquí no hay una fórmula única que podamos emplear para todas las actuaciones, cada una requiere una labor técnica específica”. Echando un ojo a la trayectoria de Jorge, queda claro que sabe de lo que habla: nominado al Goya al Mejor Sonido por ‘Solas’ (1999); de nuevo con Benito Zambrano, ingeniero de sonido y productor de la BSO de ‘Habana Blues’ (2005), ganadora del Goya a la Mejor Música Original; y, finalmente, ganador del Goya al Mejor Sonido por ‘3 días’ (2008).

En 2003 y con Sara Santaella como gerente, crearon la productora independiente Arte Sonora, primera empresa andaluza en crear sus salas para mezclas de cine con licencia y certificado Dolby y DTS. Al margen de desarrollar sus propias producciones, durante esta década han participado en la posproducción de sonido en títulos como ‘Fugitivas’, ‘7 vírgenes’, ‘Camino’, ‘Flamenco, Flamenco’, ‘The extraordinary tale’ y ‘¿Quién mató a Bambi?’, entre otros muchos. Para ‘Sonora: Andalucía’ decidieron contar con el realizador y guionista sevillano Samuel Sánchez, quien desde hace diez años ha trabajado para multitud de proyectos audiovisuales. Además de su labor en publicidad y videoclips, ha dirigido documentales para Canal Sur TV, así como para las productoras andaluzas Forma Animada y La Claqueta. Para él, “la experiencia en este documental ha sido completamente nueva, no había hecho nada parecido. Siempre he sido un apasionado de la música, pero este proyecto creo que es único en su especie”.

Cuando CineAndCine se acerca al rodaje de ‘Sonora: Andalucía’, sólo le restan tres días para finalizar, entre Sevilla y Córdoba. Con la de O Sister!, se habrá completado la grabación de todas las actuaciones musicales, y ahora faltan una serie de planos de recurso de la ciudad “a los que daremos ritmo en el montaje, según las propias canciones grabadas”, explica Samuel. “Se trata de recoger los sonidos de la ciudad para recrear todo un ambiente. La diferencia con otros proyectos es que el sonido suele ser un montaje ficticio, mientras que aquí la idea es que el espectador se pare a escuchar esos sonidos reales y cotidianos a los que estamos acostumbrados”. En este sentido, Samuel destaca la imprevisibilidad de grabar en espacios abiertos: “Por ejemplo hoy, justo cuando hemos acabado de rodar, ha pasado una manifestación ruidosísima. Te das cuenta de que, cuando cierras los ojos y le prestas oído, la calle suena mucho más de lo que parece”.

Andalucía contemporánea y global

Además de esa parte experimental sobre el sonido, la idea del documental es hacernos conscientes del talento musical de nuestra región. “La dificultad aquí era lograr expresar algo tan abstracto como el sonido de Andalucía”, reflexiona Samuel, “qué artistas elegías para que hubiera una representación contemporánea y auténtica de nuestra tierra, alejada del tópico”. Según cuentan los responsables de ‘Sonora: Andalucía’, el rodaje ha tenido su parte de improvisación: conforme iban llegando a las distintas ciudades, no sabían qué se encontrarían. “Eso era lo fascinante, no ha habido ningún tipo de falseo, sino que hemos ido llegando a unos, y a través de esos a otros… dando con el círculo de músicos de cada ciudad”. Por su parte, la productora ejecutiva del filme, Sara Santaella, señala el recelo con que estos músicos los miraban en un primer momento: “Se preguntaban quiénes éramos, qué pretendíamos hacer, cómo íbamos a dignificar su trabajo en la calle. Pero, al ir viendo cómo trabajamos y comprobar la calidad del documental, han sido ellos mismo quienes nos han contactado para sumarse al proyecto”.

Según la gerente de Arte Sonora, “no eres consciente del nivel de los músicos de la calle hasta que no entras a conocerlos. Cada uno tiene su historia por la cual está tocando en la calle, pero en la mayoría de los casos se trata de algo circunstancial, porque todos podrían ser profesionales de la música, y de hecho lo son. En algunos casos, sí es cierto que se trata de una circunstancia económica, pero también hay quienes buscan una sonoridad distinta en la calle, quienes carecen de un lugar de ensayo y no pueden hacer ruido en casa…”. No en vano, muchos de los grupos que recoge ‘Sonora: Andalucía’ no tocan exclusivamente en la calle, pero lo han hecho en algún momento o lo alternan con conciertos en locales. Sara, quien más que hablar de músicos callejeros prefiere hacerlo de músicos en la calle, no sólo se ha sorprendido por su talento artístico, sino también por su humanidad: “Nos han invitado a comer a sus casas, nos ofrecían sitio para dormir… Su filosofía de vida es así de abierta y acogedora”.

Y ahora que el rodaje está finalizando y mientras preparan cámaras, micros y claqueta para grabar a O Sister! en plena Puerta de Jerez, tal vez los miembros del equipo de este documental puedan responder a su propia pregunta: ¿a qué suena Andalucía? “Pues, con esto de la globalización, suena a todo: al swing de los años 30, a flamenco fusionado con tango, a ritmos africanos, a los Beatles, al jazz manouche…”, y así un sinfín de estilos que los autores de ‘Sonora: Andalucía’ han rastreado por todos los rincones de la región y que, a buen seguro, reflejarán la suerte de que la música siga inundando nuestras calles.

Reivindicando la calle

Al hablar de música en la calle, no podemos evitar la reciente polémica suscitada por el Ayuntamiento de Madrid, que convocó pruebas de idoneidad para los músicos que quisieran tocar en espacios abiertos de la capital española. Aunque la idea de ‘Sonora: Andalucía’ nació antes de esta medida, también en Andalucía se está poniendo muchas trabas a los músicos callejeros. El equipo del documental ha sido testigo de las restricciones en la calle Larios, de Málaga, y también en la ciudad de Granada, donde incluso se está prohibiendo: “¡Prohibir la música! Sería como prohibir la lectura, una barbaridad. Se puede regular una actividad así, pero lo de prohibir, sea en la calle o donde sea, es algo que me da pánico”, comenta Jorge Marín. Según el director de sonido, “la música en la calle es un regalo que te hace la ciudad, por eso dentro de los límites de la convivencia con otras personas, creo que se ha de ser tolerante con estas expresiones”.

No obstante, esos problemas no tienen lugar en ciudades como Sevilla o Cádiz, que son “un hervidero de música”, en palabras de Sara Santaella. A este respecto el director del documental, Samuel Sánchez, recuerda que en una de las entrevistas registradas se reflexiona sobre el hecho de que ciertas músicas que pueden escucharse en la calle no llegarían a mucha gente de otro modo: “Hay quienes no se plantearían, por ejemplo, ir a un concierto y pagar una entrada por una sesión de jazz improvisado con saxofón. Pero, ¿quién nos dice que alguien no acabe dedicándose a ello por haberlo escuchado, de forma casual, en la calle?”. Por eso, según Samuel, a través de ‘Sonora: Andalucía’ quieren reivindicar los espacios públicos como medio de expresión: “Es una pena que, en Andalucía, ciertos lugares no se aprovechen para la música. Porque, vayas donde vayas, hay rincones llenos de encanto y de una gran sonoridad”.
 

Accede a todo el contenido del Área Privada de CineAndCine. Realiza un pago de tan solo 20€ mediante PayPal y tendrás acceso ilimitado durante un año entero.

Publicidad

Últimos blogs

 

También nos interesa