La revista digital del sector audiovisual andaluz
S?guenos en Facebook
S?guenos en Twitter
 

Directo al corazón del flamenco

La productora sevillana Sarao Films prepara el documental ‘13’, un retrato del cantaor Miguel Poveda a través de sus conciertos y del testimonio de otros artistas destacados

Bruno PadillaBruno Padilla|Sevilla

No debe de ser fácil retratar la figura de un cantaor al que tanto se ha aplaudido y sobre el que tantos elogios se han escrito. ¿Cómo capturar la fuerza de un artista que ha trascendido el género del flamenco en nuestro país? Dicen, quienes han visto actuar en directo a Miguel Poveda, que es un ciclón capaz de poner patas arriba cualquier teatro de los que va llenando una y otra vez.

José Carlos de Isla es uno de los tres responsables del documental ‘13. Miguel Poveda’, que la productora sevillana Sarao Films ha abordado durante los dos últimos años: “A mí el flamenco no me decía ni fu ni fa, la verdad. Pero a mitad del primer concierto que fui a grabarle, estando de cámara a pie de escenario, ya me había puesto la piel de gallina. Desde ese día escuché el flamenco de forma distinta, así que fíjate si Miguel transmite en directo”.

Ese es el principal reto que se han planteado con este proyecto: recoger el duende de un cantante que, a través de sus conciertos, ha logrado el respeto tanto de sus seguidores como de sus detractores. “Cuando salgo a un escenario, sólo trato de que las historias que cuento remuevan los corazones de las personas que han decidido venir a escucharme”, dice el propio Poveda en declaraciones a CineAndCine. “Para eso, primero tengo que remover el mío que, como cualquier persona sensible, sufre y disfruta de forma intensa, y la música flamenca me lo pone fácil para expresar lo intenso de mis sentimientos”. José Carlos que, como él mismo admite, es un neoconverso en esto del flamenco, asegura que “Miguel tiene magia en la garganta, es increíble. Lo mismo hace flamenco y es el número uno en eso, que canta un bolero, un tango o un fado y te deja con la boca abierta. Es muy exigente consigo mismo y siempre está investigando, fusionando”.

La última actuación de Chavela

La intención del documental ‘13. Miguel Poveda’ es que el espectador se forme una imagen del cantaor barcelonés a través de las personas que han tratado con él por diversos motivos, entre ellos los artistas. De ahí que se hayan grabado numerosas entrevistas y también colaboraciones sobre el escenario. Pero entre el material registrado “hay un momento mágico”, según lo define José Carlos de Isla, “que es cuando Miguel acompañó a Chavela Vargas en el que sería el último concierto de la cantante mejicana”. Fue en la Residencia de Estudiantes de Madrid, en un directo organizado por una productora de México, también para un documental. “Pero nos permitieron estar allí y nosotros también rodamos, así que podemos decir que tenemos la última actuación de Chavela”, señala José Carlos. De hecho, la artista de origen costarricense moriría pocas semanas después, a sus 93 años.

“Por Chavela me tomé un tequila, solo en casa, y me sentí feliz de saber que me tuvo en consideración durante sus últimos días”, cuenta Miguel Poveda a CineAndCine. “Vivió intensamente y tenía tanta fuerza que se salió con la suya al venir a despedirse de Madrid. Es algo que tendrían que recordar de alguna forma en la Residencia de Estudiantes y en la capital”. El cantaor, que ha hecho de la mezcla de estilos su sello de identidad, se queda con el recuerdo de los ensayos del día anterior en compañía de la mítica artista mejicana, donde “alguien que parecía de otro mundo me estremecía cantando desde su silla de ruedas, con la verdad más absoluta que yo haya conocido jamás”. 

La idea del documental parte de Félix Vázquez, otro de los socios de Sarao Films, que ha sido técnico de sonido de Miguel Poveda durante cinco años. “Él ha estado con Miguel y ha grabado muchísimo material, incluyendo colaboraciones con otros artistas. Hace dos años nos comentó que quería hacer un documental a partir de ese trabajo previo, y ahí es cuando empezamos a darle forma”, explica José Carlos. La música y sus conciertos serán el elemento narrativo que estructure todo el documental, que también tratará de diseccionar la carrera profesional del cantaor barcelonés a través de las personas que lo rodean: “Nos pusimos a entrevistar tanto a familiares y amigos como a otras personalidades artísticas que han coincidido con él en algún momento. Tenemos un volumen de información brutal, así que la gran dificultad para nosotros va a ser que no nos salga un documental de 6 horas” (risas).
 

Miguel en los ojos de otros

En estos días ha comenzado el montaje del material grabado a lo largo de dos años. Al tratarse de un proyecto autofinanciado, que los miembros del equipo han ido combinando con otros trabajos audiovisuales en los que se hallaban inmersos, José Carlos de Isla define el ritmo de producción como “sin prisa pero sin pausa, esperamos tenerlo acabado para finales de este año”. En la fase de edición estará la mayor complejidad, sobre todo en la selección de las entrevistas: hay más de 40 testimonios, entre los que se incluyen los de artistas como Mariza, Martirio, Dorantes, Serrat, Eva Yerbabuena o Carmen Linares, entre otros. Las entrevistas son parte esencial del documental a la hora de realizar un retrato colectivo de Poveda, ya que se ha prescindido de una voz en off narrativa.

Pero, ¿no temía el cantaor que el documental mostrara demasiado su intimidad, aunque fuera desde el punto de vista artístico? “Por supuesto hay una parte de ti que no la desvelas al público. Yo amo la música y creo que es la parte más interesante de mí, pero también es bueno que la gente sepa cómo es el día a día de un músico y que no sólo cuentan las dos horas de concierto, sino que detrás hay un gran esfuerzo”. Para los responsables de la grabación resultó fácil registrar esa faceta menos conocida de Poveda, su rutina de trabajo más allá de las bambalinas: “Miguel nos ha dado acceso total a su intimidad artística, y eso es fundamental a la hora de hacer un documental”, comenta José Carlos. “Él es muy cercano en ese aspecto y, después de tanto tiempo siguiéndolo, hemos entablado una amistad en la que nos hacía partícipes de todo lo que le iba ocurriendo”.


13 is a magic number

El punto de partida del documental iba a ser un concierto de 2012 en el Teatro Real de Madrid, “donde Miguel ofreció un magnífico directo que nosotros registramos”, nos cuenta José Carlos de Isla. No en vano, de esa grabación nacería un DVD que ha estado nominado en los últimos Grammy Latinos, “y eso que era el primero que hacíamos”. Pero más tarde, en junio de 2013, surgió el concierto en la madrileña plaza de toros de Las Ventas, que resultó ser especialmente significativo en la carrera de Miguel Poveda: llevaba 25 años como músico profesional; coincidía con el aniversario de su primera Lámpara Minera (premio del Festival Internacional del Cante de las Minas); y era el día de su 40 cumpleaños. Además, era el año 2013, y el 13 representa muchas cosas en la vida del artista catalán: Miguel nació un día 13 a las 13:00 horas, por eso cuando sus padres asisten a un concierto suyo, uno de los asientos es siempre el número 13.

“Organizó el concierto de Las Ventas por mero regocijo, para repasar su carrera”, señala José Carlos. Algo que corrobora el propio Poveda a CineAnCine: “Me venía bien hacer un alto en mi carrera para ver de dónde venía y analizar si iba por buena dirección, aunque siempre me he guiado por la intuición”. Así pues, la actuación en Las Ventas es el eje sobre el que gira ‘13. Miguel Poveda’, y en torno al cual gravitan otra serie de puntos geográficos en cuyos rincones y tablaos se ha forjado la carrera del singular cantaor: Sevilla, Jerez de la Frontera (Cádiz), La Unión (Murcia), Madrid y Badalona (Barcelona). Además, gracias a que Félix Vázquez lo ha acompañado a lo largo de estos años en numerosas giras, hay también material de Argentina, Méjico y otros muchos países a los que ha llegado el arte de Poveda. Escenarios donde, según el propio Miguel, “el nivel de exigencia era altísimo y los olés sabían a gloria”.

Técnica al servicio de lo insólito

La productora Sarao Films fue fundada con el fin de sacar adelante este trabajo sobre Miguel Poveda, en el que sus tres socios ejercen como directores: “Félix (Vázquez) es muy polifacético: director, fotógrafo, técnico de sonido... un crack. Paco (Ortiz) tiene mucha experiencia como realizador de documentales. Y yo me dedico más a labores de producción, aunque en este proyecto los tres estamos haciendo un poco de todo”, explica José Carlos de Isla. La cuarta persona implicada en la creación de ‘13. Miguel Poveda’ sería Isabel Cubero, que se ha encargado del guion. Juntos hacen la fuerza de esta productora audiovisual con sede en Sevilla, que desde su origen se ha especializado en la cobertura de actuaciones en directo y en la realización de vídeos promocionales para artistas.

A raíz de la puesta en marcha de este documental y, por ende, de la productora, han empezado a surgir otros proyectos. “Estamos intentando arrancar un nuevo documental acerca de un chico mejicano, Abraham Levi, que va a cruzar el Océano Atlántico en piragua, a remo y en solitario”, nos cuenta José Carlos. Asimismo, su producción audiovisual en torno a la figura de Miguel Poveda ha motivado que les lleguen varios proyectos audiovisuales más relacionados con el flamenco: uno para Choni Compañía Flamenca, otro sobre el exitoso espectáculo ‘La otra piel’, de la bailaora Úrsula López; y un tercero con Rocío Molina, Premio Nacional de Danza en 2010. Nuevas oportunidades de demostrar cómo se traslada a la pantalla este insólito arte nacido en nuestra región.
 

Accede a todo el contenido del Área Privada de CineAndCine. Realiza un pago de tan solo 20€ mediante PayPal y tendrás acceso ilimitado durante un año entero.

Publicidad

Últimos blogs

 

También nos interesa