La revista digital del sector audiovisual andaluz
S?guenos en Facebook
S?guenos en Twitter
 
×

Notícia

Simple Image Gallery Pro Notice: Joomla!'s /cache folder is not writable. Please correct this folder's permissions, clear your site's cache and retry.

'Las Constituyentes' se pasean por Marsella

El documental, que rescata el trabajo de las 27 mujeres que formaron parte de las primeras Cortes democráticas del país, viaja al Festival Femmes Mediterranèe 

Lola Rodríguez

Solo fueron 27, pero su valentía, su vocación de servicio público, su fe en los valores más justos y su unión, dejando a un lado sus ideologías particulares, en la lucha por la igualdad de derechos, ha dejado una valiosa huella indeleble, pero tamizada por el papel predominante de los hombres.

Algo que desea restituir 'Las constituyentes', una película documental sobre las diputadas y senadoras, que desde su trabajo parlamentario en la legislatura constituyente de 1977, participaron en la elaboración de la Constitución de 1978 vigente hoy, y se convirtieron así en protagonistas del cambio político hacia la democracia en España.

Este trabajo de Oliva Acosta viajó la semana pasada al Festival Femmes Mediterranèe de Marsella, donde fue recibido por un abarrotado auditorio (principalmente de mujeres) que querían saber más sobre este episodio de nuestro país.

Un episodio que abrió muchas puertas y que cerró, afortunadamente otras. Esas de cuando el aborto, por ejemplo, costó la cárcel a muchas mujeres. También a los médicos que lo practicaron o que dispensaron anticonceptivos durante el Franquismo. La mujer no tenía capacidad para decidir sobre su propio cuerpo y el movimiento feminista, oprimido y censurado, mantenía este caballo de batalla pese a las persecuciones y desprecios de los que se creían en propiedad del poder absoluto ante sí mismos y ante los demás.

Pero en esta resistencia de las mujeres que, arriesgando su futuro profesional y sus vidas per se, mantuvieron firmes sus reivindicaciones, estuvo el germen de uno de los avances más importantes en la historia de las libertades y la democracia española.

Porque años después, ya en la Transición, la legalización de los anticonceptivos fue objeto de debate en el Congreso. “¿Por qué se opone, si usted no lo va a tomar? ¿Si usted no va a abortar?”. Corría el 1978 y Dolores Pelayo, senadora constituyente de la UCD por Tenerife, replicaba a sus compañeros de cámara por su oposición frontal ante esta cuestión. “¿Por qué tiene que opinar en todo y mandar en todo?”. Carlota Bustelo, referente del feminismo y diputada del PSOE por Madrid, se subió a la tribuna del Congreso para defender este derecho. “Muy pronto la venta y propaganda de métodos anticonceptivos dejará de ser delito. Se trata de un paso importante, aunque no tan amplio como muchos desearíamos, para la liquidación del Franquismo”.

En el debate sobre los anticonceptivos, el aborto pasó a un segundo plano. “Era un paso importantísimo. En España no podías comprar anticonceptivos en las farmacias. Mencioné el tema del aborto... pero era secundario. Para que la mujer no tuviera que llegar al aborto, antes eran necesarios los anticonceptivos”. Este tema entró en la agenda política del momento, en las nuevas estructuras democráticas donde se elaboraron las nuevas leyes, porque hubo mujeres que lo pusieron sobre la mesa.

Con la calidad del cine

Olivavá Producciones, una pequeña productora afincada en Chiclana de la Frontera (Cádiz) ha realizado un impecable trabajo técnico mediante el tratamiento cinematográfico en la fotografía y un montaje que atrapa desde el primer momento. “La única forma de competir en este mercado es trabajando con la máxima calidad, y eso nos lo da el cine. Trabajamos con cámaras que nos permiten intercambiar objetivos y dar un tratamiento de la imagen como en el cine. La dimensión política de estas mujeres es enorme, y por tanto había que darles el tratamiento de mayor calidad, que es el cine”.

La productora ha recorrido prácticamente toda España para entrevistar a las constituyentes, bien en localizaciones institucionales, “lugares de poder” -parlamentos, salones de plenos, paraninfos de universidades- o bien en sus propias casas, en su salón, junto a la mesa de camilla. “Ellas se fueron convenciendo a base de vernos trabajar y ver nuestro material. Al hablarles de una empresa pequeña, afincada en una localidad de la Bahía de Cádiz, se mostraban dudosas, pero todas terminaron diciendo que sí”.

La intención de Oliva Acosta ha sido fundamentalmente visibilizar y dignificar a estas mujeres y dejar constancia del largo camino recorrido para la consecución de la igualdad de derechos que, aún hoy con sus carencias, contempla la Constitución española. Para ello se sirve de esas “localizaciones de poder” pero también extrae su lado más humano, el que conecta directamente con el espectador a través de la franqueza, la sencillez e incluso la ternura que desprenden en cada palabra y en cada gesto, con ese magnetismo que solo da el carisma natural.

“Hay una estrategia narrativa con la utilización de los primeros planos de los rostros y las manos y de todo lo necesario para sensibilizarnos. Porque nos movemos en un terreno frío, aunque la política levante pasiones, pero no deja de ser un documental sobre lo que sucedió en la Transición. En este contexto las mujeres tienen otros registros, son más comunicativas, más cercanas, tienen una forma distinta de vivir la política que los hombres”, explica a CineAndCine. Pero más allá de la calidad en su factura, Las constituyentes tiene un indiscutible valor como documento para la posteridad, porque recupera la memoria de estas pioneras en la lucha contra la discriminación de la mujer.

 

 

El valor de la intrahistoria

'Las constituyentes' tiene como germen una hermana pequeña. Un cortometraje que el Consorcio del Bicentenario de la Constitución de 1812, que se celebra este año en Cádiz, encargó en 2008 a Olivavá. El corto fue un aperitivo para Oliva, que advirtió el interesante e injustamente infravalorado filón que suponía esa intrahistoria de las primeras mujeres que se sentaron en los escaños del Congreso y el Senado. “Cada año en el aniversario de la Carta Magna he oído hablar a los llamados 'padres de la Constitución' de aquel momento histórico, y siempre me preguntaba qué habría sido de las mujeres, aquellas que participaron en las elecciones generales del 77… como dice Carmen Calvo en el debate que rodamos en el Senado: “a los parlamentarios de entonces se les recuerda, pero de ellas… es que no hay rastro!”.

Tanto es así, que la única documentación conocida es el libro de Julia Sevilla 'Mujeres parlamentarias de la legislatura constituyente', que solo se puede conseguir en la librería del Congreso. Esta publicación ha sido una de las hojas de ruta de Olivavá, que con la experiencia personal de las constituyentes como hilo conductor, narra este apasionante episodio de la historia más reciente -aunque se antoje muy lejana- con tres importantes vertientes. En primer lugar, la determinación con la que pusieron sobre la mesa asuntos tan espinosos para la época como el divorcio y el aborto, sin mencionar cuestiones tan básicos como abrir una cuenta corriente propia sin el permiso del marido o disponer del patrimonio conyugal al mismo nivel que él.

En definitiva, estas mujeres -veintiuna diputadas y seis senadoras- defendieron un valor, la igualdad de sexos, totalmente marginado en una sociedad española heredera del Franquismo, que relegaba a las mujeres a un papel secundario dentro de las estructuras patriarcales en las que el hombre era dueño y señor sin más condiciones. “La mujer tenía que estar continuamente pidiéndole dinero para llevar la casa. Él era el rey y el resto poco más que esclavos. Y amén”, dice Esther Tellado, diputada por Tenerife. 

En segundo lugar el documental expone el papel que jugó esta minoría femenina en la política, un mundo de hombres, que las mujeres no han terminado de conquistar, porque aún no han llegado a los cenáculos de poder de los partidos políticos. Como dice Asunción Cruañes, diputada constituyente por Alicante. “Hay que tener ese poder y buscarlo. Con toda la honradez de pensamiento y acción. Pero hay que ir a por ese poder”.

En este sentido también se analiza la situación actual, mediante un interesante encuentro entre diputadas y políticas en ejercicio o ex altos cargos con algunas de las mujeres constituyentes, en un intenso debate de más de dos horas que se rodó sin interrupciones en una sala del Senado. “Hemos querido conectar con el presente y las generaciones actuales, a través de la secuencia del encuentro. Dar a conocer a estas importantes mujeres en su faceta política y personal, ha sido un gran reto que se ha hecho más fácil, gracias a la aportación y disposición de todas ellas”.

Y en tercer lugar se narra el dilema que supuso para ellas compaginar su actividad política -porque ninguna de ellas aspiraba a hacer carrera- con su familia. “Era muy duro, sobre todo si no querías renunciar a ser mujer, madre, esposa, hija. Yo tampoco quería renunciar a eso. Y aunque llegara a las cuatro de la mañana yo sabía qué se había cenado en mi casa. Y qué notas habían sacado mis hijos”. Amalia Miranzo, senadora socialista por Cuenca, contó, como otras tantas compañeras, con el tranquilizador respaldo de su familia.

Un capítulo robado

'Las constituyentes' es un trabajo audiovisual inédito que desborda actualidad y que abre una ventana a la reflexión para las generaciones educadas en democracia a las que en los libros de texto se ha arrebatado esta parte de la historia: la de las mujeres que tuvieron que dejar a la familia en casa y armarse de valor para alzar la voz en los foros donde se decidía el futuro del país. “Resultaba necesario hacer un recorrido, con una visión de género, sobre este momento histórico, imprescindible para poner en valor y recuperar la memoria de estas 27 mujeres, que, recogiendo el testigo de Clara Campoamor, defendieron con una gran dignidad la igualdad entre los géneros, y que contribuyeron activamente en las reformas que, impulsadas desde el Parlamento, hicieron posible trasladar al debate político los derechos de las mujeres”.

Olivavá Producciones, que tiene en cartera otras dos coproducciones, se encuentra inmersa en la promoción y distribución de este trabajo. “La tesis de la que parto aquí y de otros documentales anteriores como Reyita es que cuanto más conectadas con nuestros ancestros estamos, más solidaridad y más poder tendremos porque sabremos quienes somos y de dónde venimos. Vivimos un tiempo en el que se ha cortado mucho con la genealogía, que nos hace poderosos. En el caso de Reyita es la memoria familiar y en Las constituyentes es la política y la democrática, con un resultado muy claro. Cuanto más próximos estemos a nuestro pasado, más nos conoceremos. Y porque una sociedad que no conoce su pasado no conecta con su futuro”.

{gallery}2012/galerias/panoramas/documentales/LasConstituyentes{/gallery}

 

 

Accede a todo el contenido del Área Privada de CineAndCine. Realiza un pago de tan solo 20€ mediante PayPal y tendrás acceso ilimitado durante un año entero.

Publicidad

Últimos blogs

 

También nos interesa