La revista digital del sector audiovisual andaluz
S?guenos en Facebook
S?guenos en Twitter
 
×

Notícia

Simple Image Gallery Pro Notice: Joomla!'s /cache folder is not writable. Please correct this folder's permissions, clear your site's cache and retry.

Olmo: un nombre de película

El documental 'Me llamo Olmo' homenajea a las familias que, tras ver la película de Bernardo Bertolucci 'Novecento', lucharon por poder llamar así a sus hijos

Ana VázquezAna Vázquez

La mayoría de nosotros nos llamamos como nos llamamos por nuestro padre, madre, abuela, tío o pariente cercano. Como mucho, por algún amigo, un antojo de nuestros progenitores o, a lo sumo, por alguna moda de la época. Pero muy pocos le deben su onomástica a una película que no era solo una película. 

'Novecento', de Bernardo Bertollucci, era en sí misma una reivindicación de la libertad y la democracia que caló entre algunas jóvenes parejas que, allá por el año 1979, soñaban con que sus hijos vivirían en una España con más derechos de la que ellos pudieron disfrutar.

Es la historia del sevillano Olmo Figueredo, director y productor del corto documental 'Me llamo Olmo', una búsqueda personal del origen de su nombre y de otros tantos cuyos padres, como los suyos, salieron del cine con la necesidad vital de llamar a sus hijos como el líder protagonista de esta mítica película.

Visto con ojos actuales, pudiera entenderse que llamar Olmo a un hijo fuese de lo más normal habida cuenta que, a imagen y semejanza de excéntricos famosos, cada vez hay más pequeños llamados Romeo, Milan, Apple, Suri o Ella. Pero a finales de los 70, llamar Olmo a un hijo no solo era una reivindicación política sino un imposible.

Lo sabe bien Antonio Crespo Hermosilla, autor de una carta a la ya desaparecida revista 'Triunfo' en la que, bajo el título 'Quiero que mi hijo se llame Olmo', criticaba a un juez de Linares (Jaén) por prohibirle registrar a su primogénito con el referido nombre. Finalmente,  tras meses de litigio con el juez de Linares y gracias a la intervención del Ministro de Justicia de la época, registró al primer Olmo de la historia de España, Olmo Crespo. Olmo Figueredo, fue el segundo después de unos primeros meses de vida (los que van del 20 de junio en que nació al 30 de septiembre de 1980 en que pudo ser registrado) sin nombre oficial. 

Esa queja a la revista 'Triunfo' forma parte del álbum de recién nacido de Figueredo. En la primera página, antes incluso de su foto, está plastificado aquel recorte de prensa que sus padres han guardado con celo por lo simbólico de su acto. Y él explica a CineAndCine: "De alguna forma, poner Olmo a su hijo significó mucho porque la transformación que se vivió políticamente en el país ellos la representaban a través de las pequeñas cosas. Llamar a su hijo Olmo, cuando el juez no lo permitía, era una forma de protestar y reivindicar cosas importantes".

Pese a que durante la preparación del documental Figueredo ha encontrado casi a una treintena de Olmos, en su corto solo hay tres protagonistas: los padres del director, los padres de Olmo Crespo, y el padre onomástico de ambos, el gran Bernardo Bertolucci, al que el sevillano tardó casi un año en encontrar y conseguir que participara en la película. "No fue nada fácil encontrarlo, pero desde luego es uno de los momentos mágicos del documental y éste tomó otra perspectiva desde que nos respondió", comenta aún emocionado Figueredo.

Cuando habla de él, los ojos se le iluminan como a quien sabe que su película no sería lo mismo sin su testimonio. "Hace un año aproximadamente me escribió su secretaria para decirme que Bernardo Bertolucci estaba más que encantado de recibirnos en su casa, en Roma, para que pudiéramos ver 'Novecentto' juntos. Fue un momento mágico, precioso, prácticamente de llanto. Y a día de hoy, mantenemos el contacto vía correspondencia, porque además es una persona que le gusta escribir cartas", relata un entusiasta Olmo, que le ha mandado a Italia una gran caja con una copia de la cinta y caña de lomo y jamón. "Adora los productos ibéricos", justifica. ¿Y a quién no?

 

 

Buena acogida en Festivales

Desde que  iniciara oficialmente su recorrido por festivales internacionales y nacionales (concretamente, en Australia, en el Flicker Fest), 'Me llamo Olmo' avanza con buena letra por certámenes de todo el mundo.

"Yo creo que llama la atención porque no deja de ser una visión de estos 30 años de España a través de una película que es muy conocida y que tiene unos actores muy conocidos", indica Figueredo sobre 'Novecento' y sus intérpretes, entre los que figura un inolvidable y joven Gerard Depardieu en el papel protagonista.

Uno de los últimos festivales que ha pisado este trabajo ha sido el de Málaga, donde el gran público tuvo la oportunidad por primera vez de ver este proyecto que, hasta entonces, sólo habían visionado los padres de Figueredo y de Olmo Crespo. "Poder presentarla en Málaga, que se ha convertido en un referente del cine andaluz y el cine español, con nuestra gente, ha sido una sensación muy bonita. Sobre todo, porque la familia y los amigos se han podido desplazar y han hecho de la proyección algo más cercano y caluroso".

Además del aplauso del público, Olmo Figueredo se llevó el "espaldarazo" y reconocimiento de un festival que también ha seleccionado otro de sus trabajos en la sección de Animazine. Se trata de 'Alfred y Anna', el corto de animación con el que su productora, La Claqueta, junto con Forma Animada y Pizzel 3D llegaron hasta la final de los Premios Goya de la pasada edición.

Figueredo dice que con 'Me llamo Olmo' no piensa en absoluto en llegar hasta ahí. "No sueño ni con Goyas ni con premios para este corto porque para mí haberlo hecho es ya un premio en sí mismo. Y lo digo de verdad. Para otros trabajos la planificación y la estrategia hubiese estado pensada directamente en lo que son los premios Goya, pero éste es un corto muy muy personal. Esto es un regalo que yo le he querido hacer a mis padres y a los padres de otros muchos Olmos y eso ya está hecho", argumenta.


Próximos proyectos

Aunque no sueñe con premios, lo cierto y verdad es que el joven director sevillano no para de emprender proyectos y confía en que "2014 va a ser un año importante para La Claqueta". Entre otros, Figueredo está terminando, esta vez como productor solo, el documental 'La tercera España', que versará sobre la vida de Alcalá Zamora y cuyo estreno está previsto para el próximo mes de septiembre. Además, está desarrollando otro que se llamará 'Zurbarán y la moda' y analizará la obra del pintor sevillano a través de sus famosas Santas y la proyección que estos diseños han tenido posteriormente en la alta costura española.

"Y estamos también con nuestro proyecto 'Artpoética', que es un serie documental, uno de los proyectos más bonitos en el que Canal Sur está como co-productor. Se trata de 52 poemas, tanto nacionales como internacionales y, además, es un proyecto muy bonito porque es transmedia, que no sólo vamos a poder verlo en televisión, sino que después el espectador se puede convertir en usuario activo porque puede intervenir directamente con plataformas móviles, tanto Ipad como teléfonos móviles, en distintos dispositivos y va a poder crear incluso su propia poesía y volver a verlo todo", concluye esta creativa mente a la que un día la bautizaron con el nombre de Olmo.

 

Informaciones relacionadas:

Las primeras imágenes de 'Me llamo Olmo', en San Sebastián

 

{gallery}2013/galerias/panorama/documentales/me_llamo_olmo::::2:{/gallery}

Accede a todo el contenido del Área Privada de CineAndCine. Realiza un pago de tan solo 20€ mediante PayPal y tendrás acceso ilimitado durante un año entero.

Publicidad

Últimos blogs

 

También nos interesa