La revista digital del sector audiovisual andaluz
S?guenos en Facebook
S?guenos en Twitter
 
×

Notícia

Simple Image Gallery Pro Notice: Joomla!'s /cache folder is not writable. Please correct this folder's permissions, clear your site's cache and retry.

La animación andaluza, un guión por escribir

El reciente éxito de ‘Justin y la espada del valor’ y las muchas nominaciones a premios que acapara la animación andaluza comienza a hacernos soñar con esta industria emergente

Marta JiménezMarta Jiménez|Córdoba

Si alguien hubiese oído hablar hace diez años de películas de animación hechas en Andalucía seguro que hubiera creído que se trataba del nombre de un estudio de Los Ángeles. El adjetivo regional era hace una década un significado casi opuesto a esa industria colorista y en movimiento que tenía sede en las colinas de Hollywood, muy muy lejos de Sierra Morena. 

Hoy las cosas han cambiado tanto a pesar de las travesías por el desierto que cruzamos, que en esta tierra se ha construido el plató digital más grande de Europa, en donde el mismísimo Cameron podría haber rodado su ‘Avatar’. Además, un filme realizado en el estudio granadino Kandor Graphics, ‘Justin y la espada del valor’, ha sido número uno en la taquilla española la semana de su estreno el pasado septiembre, eso sí, Antonio Banderas como productor mediante.

Bien es cierto que aquel fue en uno de los peores fines de semana de recaudación del año, pero Justin logró llevar la animación digital española a un nuevo nº1, el primero de la animación andaluza, tras películas españolas como ‘Planet 51’ y ‘Tadeo Jones’, aunque a años luz de las cifras de ambas. Cinco semanas después de su estreno, casi 337.000 personas han comprado una entrada para disfrutar de la última película de Kandor Graphics en España, según datos de Rentrack.

El coste del 3D

Un proyecto de animación en 3D es muy caro. La financiación viene tanto del sector privado como de las administraciones públicas. La rentabilidad de estos proyecto no se ve casi hasta el final para los que se suelen asumir grandes riesgos financieros. Para hacernos una idea, el presupuesto medio de una superproducción hollywoodiense ronda entre los 200 y los 250 millones de euros. Es lo que se empleó en películas como la saga de ‘Shreck’ o ‘Kung Fu Panda’, de Dreamworks y ‘Toy Story’ y ‘Up’, de Pixar. En cambio, en el caso de ‘El lince perdido’ la inversión de Kandor Graphics fue de unos cinco millones de euros. Por más de cinco se ha multiplicado el presupuesto de ‘Justin y la espada del valor’, con 22 millones de euros, un presupuesto muy alto para la industria española, pero no tanto si se pretende una distribución mundial. Una cantidad aún insuficiente si se compara con la película española de animación más cara hasta la fecha, ‘Planet 51’, de la productora madrileña Ilion Animation Studio, que contó con 55 millones de euros.

Sobre la película muchos medios destacaron una calidad muy estimable a nivel técnico, pero poca imaginación en lo que a historia y puesta en escena se refiere. Obviando este hecho, que lo que se critique de una película de animación andaluza sean temas como la historia y la originalidad de la propuesta, significa al menos que a nivel técnico ya tenemos las herramientas necesarias para salir fuera de nuestras fronteras con la cabeza bien alta.

Una industria, aun emergente en Andalucía, que incorpora a profesionales de muchos ámbitos y en donde existe un gran talento en lo digital. El sector pide apoyo para la formación, investigación y para empezar a generar una actividad productiva en un guión, el de la animación andaluza, que está aun por escribir.

En los últimos 10 años, la industria de la animación española ha experimentado un importante crecimiento. Desde 2001, cuando se estrenaba el primer largometraje español de animación por ordenador, ‘El bosque animado’, se han estrenado en el país otras 62 películas del género, de las que el 9.68% son de factura andaluza.

Por origen de producción, Andalucía se sitúa en el quinto lugar, por detrás de Cataluña, País Vasco, Madrid y Galicia, en número de títulos estrenados y producidos por empresas radicadas en su comunidad. Resulta sorprendente que, a pesar de situarse en segundo lugar, ningún largometraje de animación producido por empresas vascas se sitúe en el Top 10 de recaudación. Un ranking copado por Madrid y Cataluña, donde Galicia y Andalucía sitúan 3 y 1 título cada uno respectivamente.

Como dato interesante, debemos destacar que la mitad de los títulos que componen este ranking obtuvieron el reconocimiento de la Academia de las Artes y de las Ciencias Cinematográficas de España, otorgándoles el Goya al Mejor Largometraje de Animación. Entre ellos, ‘El Lince Perdido’, de la productora Kandor Graphics, que fue incluso preseleccionada en el año 2008 por la Academy of Motion Picture Arts and Sciences para competir por el Oscar a la Mejor Película de Animación junto con 'Planet 51'.

El origen, Animacor

Si existe un gurú de la animación en Andalucía su nombre es Antonio Zurera (Aguilar de la Frontera, Córdoba, 1957). Y no solo porque cada una de las cinco películas de animación que ha realizado este dibujante y animador hayan sido finalistas al Goya –lo ganó por la primera, 'Dragon Hill', en 2003- sino porque puso la primera pica de la animación en Andalucía con el festival 'Animacor'.

Celebrado en Córdoba cada año entre 2005 y 2011, este festival animado logró reunir a lo más granado del sector nacional e internacional tanto en secciones competitivas como en encuentros profesionales. 'Animacor' también bajó a las butacas y consiguió enrolar a pequeños y jóvenes dibujantes a través de talleres y entretenimiento digital, despertando vocaciones ocultas. Pero el festival languideció por inanición debido a las circunstancias de la vida real-no animada, así que Antonio, que comenzó trabajando para series de Hanna Barbera y para el Don Quijote de la Mancha de TVE, ya solo se vuelca en su productora madrileña, Milímetros Dibujos Animados, creada en los años 80 junto a Ángel Izquierdo.

Para Zurera, 'Animacor' pretendió poner la primera piedra de un edifico, el de la animación en Andalucía, “que se tenía que construir entre todos, instituciones, creadores y ciudadanos, y creo que lo logramos, hacer realidad una industria de animación andaluza que sueño con que se consolide. Todo el mundo se volcó con aquel festival y recibí mucho apoyo. Ahora viendo que hay más candidatas andaluzas de animación (sobre todo cortos) a los Goya pienso que todo eso influyó”.

Con su última creación como productor y guionista, 'El corazón del roble', rodada íntegramente en 3D, fue candidato al Goya por quinta vez aunque ganó 'Las aventuras de Tadeo Jones'. Pero a él la experiencia le ha enseñado a situar los reconocimientos en un apartado profesional y no en el personal y a seguir soñando con dibujos animados.


El CITEC, el mayor plató digital de Europa

¿Sería exagerado afirmar que ‘Avatar’ podría haberse rodado en su totalidad en Córdoba? Parece que no. Si el director americano James Cameron hubiese optado por el Centro de Producción y Experimentación en Contenidos Digitales de la Universidad de Córdoba (CITEC) el resultado hubiese sido el mismo, según sus responsables.

Este centro de excelencia, financiado por RED.es, del Ministerio de Industria, la Conferencia de rectores (CRUE) y la UCO está equipado con lo último en 3D, realidad virtual y aumentada, estereoscopia y sistemas inmersitos. Es el plató virtual más grande de Europa, “y casi único en el mundo” según su director, Carlos de Castro.

“El plató virtual”, explica Miguel Motos de Ingevideo Suministros 3D “está dotado con sistema de captación del movimiento”. Esto significa que consta de cámaras infrarrojas que capturan el movimiento de los sensores con un software (llamado “Arena”) que lleva toda la información de los sensores y el movimiento a un avatar.

“Este es el ejemplo de la unión entre la universidad y las empresas para, en este caso, que la UCO transfiera el conocimiento y las empresas colaboren con los grupos de investigación con el objetivo de que entre todos se consigan resultados de excelencia”, explica De Castro. En el centro existen tres áreas: de formación con las empresas; de investigación y desarrollo que se aportan a las empresas, y el área de producción, el más importante e íntimamente ligado a las empresas colaboradoras y socias donde se han creado películas, cortos y videojuegos.

Uno de los trabajos producidos por el CITEC es el cortometraje ‘Alfred y Anna’ de Juanma Suárez nominado en los últimos Goya. Enrique Fernández, productor de Forma animada, explica cómo la animación se realizó en este centro “con una división específica y otras tareas más tecnológicas como el render y aportación en infraestructuras. La pretensión es hacer mucha mas producción aquí, como por ejemplo, la TV movie ‘Evita Percances’” y, seguramente la versión largo de 'Alfred y Anna' que ya está en proyecto.

Parece que exista una tendencia natural en la animación de pasar por el cortometraje antes de abordar un largo", cuenta a CineAndCine el sevillano Juanma Suárez, director de una historia firmada por Jorge Laplace y producida por Fernández y Pizzel 3D y Olmo Figueredo González-Quevedo para la Claqueta PC.

El CITEC también es un laboratorio donde se hacen pruebas con el usuario y el público para ver cómo puede reaccionar ante una película en 3D o realidad aumentada. Su proyecto más ambicioso es el de poner en marcha una televisión digital interactiva en 3D y en Internet por valor de 4’5 millones de euros. En ella, cualquiera podría pasear con su móvil o tableta, por ejemplo, por la Córdoba del siglo X.

 

Formación en animación, la asignatura pendiente

La empresa granadina Kandor Graphics, con Antonio Banderas como socio, es una de las pocas que forma a animadores profesionales Andalucía. Han puesto en marcha la segunda edición del Máster Propio en Animación de Personajes 3D, de la Universidad de Granada (UGR), para que puedan competir con las grandes producciones internacionales. Es el único universitario en Andalucía donde sí que prolifera la enseñanza privada en este sector.

El máster, que se ofrece a través de la Escuela Internacional de Posgrado y la Fundación General Universidad de Granada-Empresa, pretende centrarse en su segundo año en la especialización, dirigida hacia el mercado internacional, tras la proliferación de artistas 3D generalistas. Aunque existen algunos programas similares a nivel internacional, a nivel nacional son muy pocos y normalmente no están vinculados con la Universidad y la empresa privada.

Con 25 plazas, comenzó el pasado 17 de octubre y finalizará el  31 de julio de 2014, dirigido a estudiantes que hayan cursado titulaciones de Artes y Humanidades, Ingeniería y Arquitectura, Comunicación Audiovisual, o que hayan finalizado el primer ciclo de las titulaciones expuestas o le resten menos de 30 créditos para la finalización de dicho primer ciclo. Además, previa autorización de la Escuela Internacional de Posgrado, a él pueden acceder profesionales que no ostenten las anteriores titulaciones siempre que acrediten experiencia en el ámbito profesional.

 

Información relacionada

'Alfred y Anna': El corto se hace mayor

La animación española, su momento dulce y qué hacer para que no sea solo un momento. Por Manuel Cristobal

Banderas presenta ‘Justin y la Espada del Valor’, el largometraje en 3D hecho en el sur de España

Entrevista a Antonio Zurera

 

{gallery}2013/galerias/curiocinedades/animacion_andaluza::::2:{/gallery}

 

 

 

 

 

 

 

 

Accede a todo el contenido del Área Privada de CineAndCine. Realiza un pago de tan solo 20€ mediante PayPal y tendrás acceso ilimitado durante un año entero.

Publicidad

Últimos blogs

 

También nos interesa