La revista digital del sector audiovisual andaluz
S?guenos en Facebook
S?guenos en Twitter
 

'Subterráneo', terror vertiginoso

Álvaro Begines y Miguel Ángel Carmona firman este corto premiado en Málaga. El tándem prepara 'Calls', un proyecto internacional pensado para el gran público

Ya lo dijo Carmen Maura refiriéndose al cine español cuando recibió el premio Donostia: “el terror lo dominamos”. Y lo cierto es que dominar uno de los géneros cinematográficos más complejos en su abordaje, tanto por su propia naturaleza como por los tópicos que lo han infectado, es sintomático de la buena salud (creativa,al menos) de la que goza el cine español. El cortometraje 'Subterráneo' (Miguel Ángel Carmona, 2013) es la enésima confirmación de esa realidad.

Flamante ganador de la Biznaga de plata “Nuevo talento Fnac” del Festival de Málaga, Subterráneo puede presumir de una prolífica trayectoria por diversos festivales, tanto dentro como fuera de nuestras fronteras. El pistoletazo de salida lo dio su estreno en la Sección Oficial de la ultima edición del Festival de Sitges, donde se granjeó los primeros aplausos de la crítica. Desde entonces, ha ido engrosando su palmarés con varios premios, algunos de ellos con dotación económica, lo que ha permitido agrandar sus cauces de distribución. Mientras tanto, entre llamada y llamada de confirmación, ya tiene garantizado el ingreso en otra quincena de festivales.

Resultaría harto difícil hacer una sinopsis de 'Subterráneo' sin desvelar ninguno de los múltiples giros que retuercen su trama, encapsulada en el vertiginoso ritmo de un cortometraje de 15 minutos. Ciñámonos, pues, a las palabras de su director: “va de algunas cosas muy interesantes que ocurren bajo tierra”. Esta enigmática premisa esconde la excusa perfecta para que sus creadores, Miguel Ángel Carmona y Álvaro Begines, den rienda suelta a su principal empeño como guionistas: sorprender al espectador. Pero la complicidad emocional del público no solo se conquista con una buena idea de base. El desarrollo argumental debe ser coherente con las exigencias propias de la propuesta inicial. En ese sentido, reconocen que el ritmo es una de las cosas que más les obsesiona como narradores a la hora de afrontar el proceso creativo. La regla es muy simple: una secuencia en la que no pase nada es una invitación al espectador a que se eche una siesta. De esa necesidad de imprimir ritmo a sus historias, deviene su forma de estructurarlas: a base de plantear nuevas preguntas y responder las que se hicieron en la escena anterior. Y para cumplir con ese propósito, existe un género estrella, que por su naturaleza demanda sorpresas, giros y emociones en cada secuencia: el thriller.

Suspense, intriga, terror, thriller. Llámese como quiera, la diferencia reside en matices, a veces resbaladizos. Lo cierto es que el conocido como cine de género está viviendo su edad de oro en el cine español más reciente y exitoso, es decir, el cine español de las distribuciones al extranjero, de las coproducciones, y de los proyectos internacionales. Carmona sostiene que este renacer del género se debe a su capacidad para exportarlo fuera de nuestras fronteras, debido al éxito de taquilla que genera. Ese éxito es polo de atracción de los productores, que a la hora de financiar proyectos, se decantan siempre por la fórmula del éxito asegurado.

Sin embargo, Carmona matiza que esta dinámica no significa que sea un género fácil de producir. El público cada vez está más entrenado en este tipo de historias, y hay que ser muy minucioso para conseguir buen cine de género que proporcione una experiencia única y emocionante. Por eso Carmona destaca el buen hacer de directores españoles como Jaume Balagueró o Rodrigo Cortés, que cada vez hacen mejores películas, más sorprendentes y auténticas para un público cada vez más exigente. La exigencia del público es la clave.

Precisamente una cinta de género es el nuevo proyecto cinematográfico en el que están trabajando Álvaro Begines y Miguel Ángel Carmona. Se trata de 'Calls', un proyecto internacional, pensado para el gran público, con Begines como director, y que actualmente se encuentra en su fase final de desarrollo. La película será un thriller dramático con tres historias, que se desarrollan en tres países distintos, donde el elemento dramático que une las tramas son las llamadas telefónicas. El proyecto nace con la bendición de la American Film Market, uno de los mercados de cine más importantes a escala global celebrado en la meca del cine. Ante semejantes expectativas, es inevitable preguntarles sin creen tener posibilidades para hacerse un hueco en Hollywood. En ese sentido, Begines y Carmona lo tienen claro. Afirman que no es fácil establecerse allí, aunque la energía y las posibilidades que se mueven en Los Ángeles la convierten en una posible ventana por la que mirar si las autóctonas comenzaran a cerrarse.

Carmona y Begines componen uno de los tándem más inusuales, sólidos y prometedores del reciente cine español, y tras casi diez años de colaboración a sus espaldas, han aprendido a depurar su metodología creativa a base de ensayo y experimento, de errores y aciertos, para extraer de ella lo esencial. Los dos coinciden en señalar que el paso del tiempo los ha moldeado. Ahora son más sosegados y certeros a la hora de plantear ideas, discriminan con facilidad cuáles son aprovechables y cuáles prescindibles, y lo hacen distanciándose de ellas, sin aferrarse, de manera orgánica. Todo es más fluido. 

'Subterráneo' es otro paso natural en la armoniosa y artesanal evolución artística de ambos. Con su primer proyecto en común, la pintoresca ópera prima de Begines, '¿Por qué se frotan las patitas?' (2006), salpicaron la cartelera de una paleta de colores inusual en el cine español. Su condición de película pequeña y periférica la situó en un lugar discreto, pero vigoroso en el imaginario del parpadeante cine andaluz. La siguiente fase fue el cortometraje, y en esta ocasión le tocó a Miguel Ángel calarse la gorra de director, algo que el mismo Carmona considera el paso previo lógico antes de acometer la dirección de su propio largometraje, si surgiera la oportunidad de ello. Es una cuestión generacional, entre él y Álvaro hay una distancia de veinte años, y según Carmona, Begines tiene la experiencia, formación y recorrido necesarios para gobernar la producción de un largometraje.

Con este afán por querer crecer de forma pausada, nacieron los cortos 'Horóscopo' (2008) y '70m2' (2010). Luego llegó 'Un mundo cuadrado' (2011), segundo largo de Begines, y con él los colores de la primera vez se oscurecieron para tocar acordes más graves y adentrarse en terrenos propios del thriller. Ahora vuelven a dar una vuelta de tuerca al universo del corto con 'Subterráneo', un cortometraje en el que nada es lo que parece, y donde las pequeñas miserias cotidianas adoptan una dimensión insospechada.
 

Accede a todo el contenido del Área Privada de CineAndCine. Realiza un pago de tan solo 20€ mediante PayPal y tendrás acceso ilimitado durante un año entero.

Publicidad

Últimos blogs

 

También nos interesa